sábado. 03.12.2022
escape
Imagen de un tubo de escape. OLIVER WEIKEN

El transporte, tanto privado como comercial, es el mayor responsable de las emisiones de CO2 en la ciudad de León, seguido por el consumo de las instalaciones fijas en el sector residencial, es decir, la energía eléctrica, los aires acondicionados o el gas natural.

Así lo apuntó hoy el concejal de Movilidad y Deportes, Vicente Canuria, durante la presentación de la 'Monitorización de la huella de carbono' y 'Evaluación de riesgos y vulnerabilidades climáticas del municipio de León', un informe que recoge la huella de carbono generada durante los últimos tres años, así como una evaluación de los riesgos y vulnerabilidades climáticas que tiene la ciudad de León, una de las pocas ciudades de España que lo lleva a cabo y que lleva a que “los ciudadanos leoneses deban reflexionar sobre lo que está ocurriendo” al tiempo que permite “poder diseñar políticas para revertir la situación”

Canuria explicó que se ha incrementado en las instalaciones fijas las emisiones de CO2, se ha aumentado sustancialmente las mismas emisiones en materia de transporte, por lo que con la programación de la Semana Europea de la Movilidad, apuntó que el Ayuntamiento busca sensibilizar a la población “teniendo en cuenta los datos avalados por servicios municipales que muestran que es necesario cambiar los hábitos de consumo y la forma de desarrollo de transporte, industria y a nivel urbano”.

La huella de carbono de la ciudad de León se monitoriza desde el año 2015 y los resultados obtenidos muestran que las emisiones totales del municipio de León para el año 2015 se cifran en 754.687 toneladas de CO2, observándose un incremento de 71.647,23 toneladas en el año 2018 (826.334,23 t), lo que supone un aumento porcentual del 9,49 por ciento.

Respecto a las instalaciones fijas, el sector residencial es el que mayores consumos y emisiones asociadas presenta, seguido de la industria no Régimen de Comercio de Derechos de Emisión, de manera que la electricidad y el gas natural son los vectores energéticos que más contribuyen a las emisiones.

En lo referente al transporte, los mayores consumos y emisiones aparecen en el transporte privado y comercial, si bien en 2018 se produce una disminución del consumo energético generalizado en este sector acompañado de una disminución de las emisiones.

Por último, comparando las emisiones por fuente de emisión, el sector del transporte privado y comercial es el mayor responsable tanto de consumo como de emisiones, un 32,23 por ciento del total, seguido por el sector residencial, un 20,56 por ciento del total.

Sin embargo, Vicente Canuria puso de relieve que “la masa vegetal absorbe muchos de los contaminantes”, lo que implica que “no haya que llegar a abordar situaciones de urgencia como ocurre en otras ciudades como Madrid o Barcelona”, aunque “sí hay que sensibilizar con el problema y seguir actuando en un trabajo constante para seguir dando pasos en un cambio de modelo”.

  

 

 
 

La calefacción y el coche son los responsables en León de la huella de CO2
Comentarios