domingo 11/4/21
Supercomputación

El Sacyl aprovecha los recursos de Scayle

El sistema de salud de Castilla y León copa casi la mitad de los servidores para la nube del centro de supercomputación

La nube del Supercomputador de Castilla y León, ubicado en la Universidad de León, cuenta con 500 servidores virtuales, de los que 231 son ocupados por el sistema de Salud de Castilla y León, el Sacyl. Las cuatro universidades públicas de la comunidad autónoma disponen de 120 servidores y el propio supercomputador cuenta con 71. Tras ellos, el Ayuntamiento de León copa 49 y el resto se reparten entre otras instituciones y servicios. Scayle, como se conoce al supercomputador por sus siglas, cede las máquinas virtuales en función de las necesidades, pero después cada institución se encarga de su gestión. Entre las instituciones que también acuden a estos recursos digitales están la propia Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo, comunidades de regantes o la red de municipios digitales. Cada una de las máquinas cuenta con un nombre específico y de momento el supercomputador cuenta con recursos suficientes para atender las demandas para subir datos a la nube.

Capacidad y velocidad
En 2020 Caléndula realiza más de 22,6 millones de horas de cálculo, tres millones más que en 2019

El Supercomputador de Castilla y León acaba de presentar su anuario 2020 donde se recoge que el año pasado se ejecutaron 22.681.789 horas de cálculos en las unidades de procesamiento, mientras que en las unidades de procesamiento gráfico se realizaron 12.529 horas de cálculo, lo que supone «un importante incremento en el uso de los recursos de cálculo respecto a las horas utilizadas en 2019, cuando fueron 19 millones», según se detalla en el anuario.

La capacidad de almacenaje del supercomputador alcanzó en 2020 los 2.419 terabytes y, en el marco de la actualización tecnológica, el centro sumó 38 nuevos servidores, 1.380 unidades de procesamiento y siete unidades gráficas. Además, se han aplicado «numerosas políticas de seguridad relacionadas con el cumplimiento del esquema nacional de seguridad», tal y como se incide en el anuario además de la ejecución de un proyecto para dotar a la red de un sistema de gestión remota fuera de banda basado en la tecnología 4G, así como la adquisición de un servidor de virtualización y un sistema de almacenamiento basado en cabinas Dell/Emc con 100 terabytes.

Desde 2015, Caléndula forma parte de la Red Española de Supercomputación como infraestructura científico y técnica singular y desde 2018, con la aprobación del nuevo mapa que recoge estas infraestructuras, se integró como nodo en la Red de e-Ciencia de España.

undefinedClic sobre la imagen para ampliar

El Sacyl aprovecha los recursos de Scayle