jueves 22/10/20
Colaboración

Caléndula soportará los más de 300.000 exámenes de la Uned

La institución desarrolla nuevas aplicaciones por la alta demanda de alumnos y la pandemia
Suárez-Quiñones, Mairal y Marín, en el supercomputador. RAMIRO

El Centro de Supercomputación de Castilla y León, ubicado en la Universidad de León, será el encargado de dar soporte a las nuevas aplicaciones telemáticas que ha tenido que desarrollar la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) debido al aumento de las conexiones provocadas por la pandemia del coronavirus, que ha cercenado las tutorías y los exámenes presenciales de los 74 centros con los que cuenta la institución, trece de ellos en el extranjero.

Así, el supercomputador, aportará la infraestructura tecnológica necesaria para atender picos de demanda en las diferentes plataformas.

Durante el estado de alarma, la Uned tuvo que celebrar más de 300.000 exámenes y fue entonces cuando recurrió al apoyo de Caléndula, el supercomputador leonés, que presta su hardware al desarrollo de las pruebas y las aplicaciones para las clases o tutorías, que durante el confinamiento aumentaron un 350%.

Convenio

Las plataformas desarrolladas por la Uned podrán ser utilizadas por las universidades públicas

Esta colaboración se plasmó ayer en un convenio, firmado por el consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el rector de la Uned, Ricardo Mairal. El acuerdo, permitirá a su vez, que las instituciones públicas de Castilla y León, entre ellas la ULE, utilicen las plataformas digitales como aulas virtuales, herramientas de videoconferencia y gestores interactivos de cursos y contenidos desarrolladas por la Uned, como especificó el consejero de Fomento. Todo ello, para impulsar la formación a distancia a la que se han tenido que sumar las universidades con motivo de la pandemia.

Cambio brusco

«El cambio ha sido muy brusco y la adaptación ha tenido que ser muy rápida y estas herramientas van a mejorar las posibilidades de la enseñanza no presencial», precisó el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, quien también asistió al acto.

Mairal ensalzó que la colaboración y entre la Uned y Scayle permite «resolver con solvencia y calidad todos los desarrollos necesarios para las universidades del siglo XXI», teniendo en cuenta que es preciso «actualizar y modernizar a través de la innovación para anticiparse a lo que va a suceder». El rector de la Uned destacó que sus centros han registrado «un notable incremento de alumnos» para este curso y que ya cuenta con 155.000 alumnos.

Scayle y la Universidad Nacional de Educación a Distancia ya colaboraron también, durante el estado de alarma, en el desarrollo y la ejecución del proyecto La Universidad en casa, impulsado por el Ministerio de Universidades.

Caléndula soportará los más de 300.000 exámenes de la Uned