sábado 10/4/21

Al calor que desprende el eje Atlántico

Línea de tren junto a los terrenos de Torneros. RAMIRO

El PSOE de León, el Gobierno socialista, empeñó su palabra con la ejecución de Torneros como base para la transformación del modelo económico de la provincia de León, agotado en el sector primario por el cierre a cal y canto de la minería, disminuido en el ámbito industrial, con un peso casi testimonial en el PIB de la provincia, limitado por el escaso recorrido que la investigación y el desarrollo encuentran en este territorio luego de gastar en la pasada década promesas electorales incumplidas en ese ámbito. La intermodalidad ocupa un espacio extraordinario en los planes de futuro que cuentan los políticos para León: intermodal sería Torneros, que se prendería con una terminal al tren que posibilita las salidas próximas a los puertos de la fachada Cantábrica, el Musel, principalmente, y los muelles de Vigo y La Coruña. Entre tanto, emergió Villadangos, con un ramal de tren a las puertas del polígono paramés, para diversificar la base del polígono tras la huida de Vestas, en el que se eleva por encima de las nuevas posibilidades el modelo de transformación siderúrgica; los negocios siderúrgicos tienden a permanecer en un lugar, según la máxima económica que apadrina la conexión ferroviaria, aún en fase inicial, casi precaria. En Villadangos se refugiarán empresas que se cansaron de esperar soluciones en la urbanización de Torneros, donde la demanda de la iniciativa privada estaba preparada para cubrir 400.000 metros cuadrados de naves industriales. En medio de esta agitación, en el Bierzo se ventila el asentamiento de dos enclaves similares distantes en poco menos de una docena kilómetros. Ponferrada quiere que las vías de La Placa se transformen en plataforma intermodal, la misma marca que quiere San Miguel para su conexión con el tren.


Cargadero temporal de Villadangos.


Playa de vías de La Placa, en Ponferrada. ANA F. BARREDO

Al calor que desprende el eje Atlántico