martes 11/8/20
Videovigilancia

Las cámaras de Ordoño no multarán hasta después de ejecutarse la obra

El Ayuntamiento tiene desde primeros de año los equipos después de pagar 44.712 euros
La avenida de Ordoño II se cortó al tráfico salvo para autorizados en agosto del pasado año. RAMIRO
La avenida de Ordoño II se cortó al tráfico salvo para autorizados en agosto del pasado año. RAMIRO

Llevan almacenadas en el parque de bomberos de Sáenz de Miera desde principios de año. El planteamiento inicial pasaba por que, a estas alturas, ya estuvieran en funcionamiento. Pero, la paralización motivada por la pandemia y la decisión del equipo de gobierno de acelerar la tramitación de la nueva obra, con el objetivo de reducir el desgaste por las críticas, han hecho que los tiempos coincidan. Ante la duda, el Ayuntamiento al final opta por dejar para después de la reurbanización, que se prevé que esté rematada a finales de año o comienzos de 2021, la entrada en vigor de las cámaras de videovigilancia con las que se multará a los vehículos que incumplan la señal de vía peatonal. Mientras tanto, la vigilancia quedará a expensas de la labor de los policías locales.

El contrato ya está ejecutado tras el concurso público. El Ayuntamiento de León abonó 44.712,79 euros a la empresa Sustainable Intelligent Transportation Systems SL por el suministro de las ocho cámaras y elementos accesorios que se instalarán en la entrada desde la glorieta de Guzmán y en las calles adyacentes a la avenida Ordoño II por las que hay acceso para los vehículos: Juan Lorenzo Segura, Villafranca, El Carmen, Alcázar de Toledo, Alfonso V, Capitán Cortés y Villafranca.

Previsiones

Las obras se prevé que estén para finales de año y que las cámaras se pongan a multar en 2021

Los equipos cumplen con las mismas condiciones que los que hay en funcionamiento en los accesos al casco histórico: la lectura de las matrículas de los vehículos para discriminar entre aquellas que son de residentes y autorizados y las que no están dentro de la base de datos municipal.

Las nuevas cámaras se conectarán al sistema que regula el resto de los equipos de control de regulación del tráfico y la seguridad. Su funcionamiento dependerá de la misma plataforma en la que están contenidas las 13 cámaras de accesos al casco histórico, las 23 de videovigilancia repartidas por la ciudad antigua y los puntos conflictivos del tráfico en la ciudad, la red semafórica y los cuatro semáforos de foto rojo y el radar. Todo este entramado tecnológico va dentro del contrato por el que el Ayuntamiento de León abona a la empresa Kapsch Traficcom SLU (antigua Telvent) 588.210 euros anuales.

Dispositivo

Los equipos se conectarán a la plataforma de las cámaras del Húmedo y los foto rojo y el radar

La puesta a disposición de las imágenes y las pruebas para acreditar la sanción entran en los servicios contratados con la empresa, pero la tramitación de las sanciones depende de la Policía Local de León. Los técnicos municipales son los encargados de la notificación y gestión de los boletines que, en el caso de las infracciones por entrar en una zona peatonal sin permiso como es el caso de Ordoño II, adjuntan la obligación de un pago de 90 euros.

Las cámaras de Ordoño no multarán hasta después de ejecutarse la obra