sábado. 03.12.2022

En los últimos años la Diputación se ha visto obligada a recurrir a la venta -”mediante el procedimiento de subasta-” de suelo de su titularidad para hacer frente a las inversiones en el medio rural. De hecho, en el anterior mandato -”coincidiendo con la presidencia de García-Prieto-”, llegó a incluirse La Granja como enajenación de suelo con ingresos de alrededor de 18 millones de euros en los presupuestos del 2006 y el 2007, aunque finalmente no pudo contarse con ellos al continuar este sector urbanístico bloqueado.

Para seguir creciendo y mantener el nivel de inversiones en el ejercicio del 2008 la Diputación ya tuvo que acudir a la vía del crédito (18,5 millones) al igual que en el del 2009 (15 millones).

La necesidad de liquidez rápida ya obligó en el pasado mandato a subastar terrenos en San Isidro (por alrededor de 3,5 millones) y en La Lastra (19,4 millones de euros).

El camino de las subastaspara mantener las inversiones
Comentarios