viernes 25/9/20

Una campaña de la gripe con miedo al «colapso» de Atención Primaria

La próxima campaña de vacunación frente a la gripe, adelantada a la primera semana de octubre, contará con una mayor adherencia y esto podría provocar problemas de «colapso» en los centros de Atención Primaria, ya mermados por las medidas adicionales impuestas por la pandemia de la covid-19.

Así lo explicó ayer el director del Centro Nacional de la Gripe de Valladolid, José María Eiros, quien dirigió un encuentro virtual sobre cómo se plantea la campaña de vacunación contra la gripe en un contexto marcado por la pandemia del coronavirus.

De este modo, el profesor explicó que se espera que, debido a la «concienciación» que ha provocado la pandemia en la sociedad, la adherencia a la vacuna anual de la gripe sea mayor, y que supere así el 53,4% de población —igual o mayor a los 65 años— vacunada que se consiguió en campañas anteriores para el conjunto de España.

Según los datos recabados del Hemisferio Sur, los virólogos han determinado que la incidencia que tendrá el virus de la gripe este año para el Hemisferio Norte será menor que en campañas pasadas, y esto deriva del actual contexto pandémico y las medidas de precaución instaladas en cada país, como el lavado de manos, la distancia interpersonal o el uso generalizado de mascarillas.

Asimismo, según explica Eiros, al contrario que en años pasados, hasta este mes de septiembre aún no se han detectado casos ligados a la gripe común y esto se debe a que «o bien su actividad se está viendo disminuida por la covid o que esta se está retrasando y la gripe vendrá más tarde».

Precisamente, preguntado si es contraproducente conjugar el adelantamiento de la campaña de vacunación de la gripe con el hecho de que esta se esté retasando, Eiros explicó que la eficacia de la vacuna no viene determinada por cuándo se suministra, sino por que la carga vírica.

Una campaña de la gripe con miedo al «colapso» de Atención Primaria