lunes 23/5/22

«El trabajo de temporada es muy corto en León, y no siempre les es rentable a los extranjeros. Si no, sería una fuente importante de empleo». Respecto a la mano de obra fija en agricultura y ganadería, «se cubre más o menos, pero hay mucha rotación, porque es duro y nadie quiere vivir en los pueblos. Desde luego, el trabajo se cubre con extranjeros». Lo explica José Antonio Turrado, secretario general de Asaja. Que incide en que «hay un déficit evidente de formación, pero la mayoría no le presta atención porque sólo están en el sector mientras encuentran otro empleo. Hoy las actividades ganaderas utilizan maquinaria sofisticada y requieren conocimientos de sanidad animal; y las agrícolas utilizan maquinaria con un alto componente de tecnología. Desde luego, no se encuentra mano de obra formada».

El campo, un empleo de paso