viernes. 09.12.2022

El pueblo de León se topa con el clero en unas Cantaderas en tablas

El eterno debate de Las Cantaderas, entre la libertad y la obligación, se ha vuelto a vivir este domingo en León donde, pese a los tiras y aflojas entre el síndico municipal y el cabildo de la Catedral, ha vuelto a quedar en tablas.

Foro u oferta. F. Otero Perandones.
El concejal Vicente Canuria durante el debate del 'Foro u Oferta' actuando como representante del pueblo leonés. F. OTERO PERANDONES

"No va a ser posible, un año más, el acuerdo", ha lamentado el concejal Vicente Canuria en representación del pueblo leonés. Y eso que, aprovechando ser concejal de Deportes, ha tratado de realizar una buena jugada en un "cambio de registro" que, sin embargo, no le ha acabado de dar la victoria.

"Le reto a un partido de baloncesto", la ha espetado a su contrincante, Mario González, balón reglamentario en mano en el marco del ceremonial del 'Foro u Oferta' que, en el claustro de la Pulchra Leonina, ha seguido a la ofrenda realizada a la Virgen de Regla para agradecerle su mediación divina en la victoria cristiana en la Batalla de Clavijo en el año 844.

"Estas cosas no se pueden dilucidar con el deporte", le ha contestado la voz del clero que, echando mano de la ironía, le ha invitado a hacer el Camino de Santiago: "Coja la mochila, váyase a Roncesvalles y, en la soledad y el silencio, reflexione y llegue a la conclusión de que aquí viene por obligación".

Canuria, firmemente convencido, ha asegurado -en alusión a las actas municipales que van de 1539 a 1813, que "la historia señala que el pueblo de León acude libre y voluntariamente" a la liberación del legendario tributo de las cien doncellas, que los reyes asturleoneses venían pagando anualmente a los califas musulmanes.

Una "sangría humana" que, en palabras de González, León no se podía permitir. Una ciudad que, por aquellos tiempos, contaba con 7.000 habitantes y cuatro parroquias: San Marcelo, Nuestra Señora del Mercado, San Martín y Santa Ana.

"Libre igual puede venir, porque nadie le pone una pistola; pero voluntariamente no", la ha trasladado González a Canuria sin olvidar que "el deber y la obligación son dioses que no admiten ateos". "El honor es la poesía del deber cumplido", ha matizado.

Canuria, que ha recordado a sus predecesores en esta ardua empresa, ha tachado los documentos del cabildo de la Catedral de "las fake news del medievo leonés" y ha subrayado que "la historia es una colección de mentiras bellamente encuadernadas".

En este enfrentamiento dialéctico, González, le ha acusado de ser un "caballo desbocado" que "se espanta y sale corriendo sin saber a dónde va".

"Sale por peteneras al tocar temas que no vienen a cuento para distraer la atención sobre lo verdaderamente importante", le ha reprochado González a Canuria, al tiempo que le ha dejado claro que "la devoción y la obligación no son excluyentes".

Pero el síndico municipal, impositivo e insistente, le ha invitado a mirar a su alrededor para ver en las pupilas de su audiencia "júbilo y no obligación",

Sea como fuere, hoy se ha vuelto a vivir la fiesta de la liberación de las 50 jóvenes nobles y 50 plebeyas que eran introducidas por las sotaderas en las artes amatorias y cultura musulmanas para, después, entregárselas al califa de Córdoba.

El acto de Las Cantaderas ha dado paso al desfile de los pendones en el que participaron 294 estandartes llegados desde 194 localidades de la provincia y que finalizaron su paseo por las principales calles de León en la plaza Mayor ante una gran afluencia de público.

Unos pendones que se han instalado en las verjas de la Catedral conformando un colorido mosaico, en honor a San Froilán, y al que se han sumado los tradicionales carros engalanados. 

El pueblo de León se topa con el clero en unas Cantaderas en tablas
Comentarios