domingo 22.09.2019
LA NIEVE CAUSA ESTRAGOS EN LA PROVINCIA

El caos en la estación de San Isidro enfada a los esquiadores

El colapso en los accesos a Cebolledo impidió que las pistas pudieran abrir hasta pasadas las 11.30 horas

El intenso temporal que ha azotado la estación de esquí de San Isidro desde el viernes ha colapsado el espacio blanco. Las copiosas nevadas han dejado espesores en las pistas de más de dos metros en sus niveles máximos e impedido que hoy el enclave haya podido abrir sus instalaciones hasta pasadas las 11.30 horas, a pesar de que el parte ofrecido por el teléfono blanco y la página web a las 8.30 aseguraba que pondrían en marcha en el horario habitual 12 kilómetros de superficie esquiable en las áreas de Cebolledo y Riopinos.

La fresadora no llegó hasta las 10.15 horas para ir abriendo el camino entre Salencias y Cebolledo. Antes, alrededor de medio centenar de esquiadores intentaron despejar la vía con palas. El colapso de nieve impedía llegar al médico hasta su puesto en el edificio de servicios de Cebolledo, lo que también contribuyó al retraso de la apertura ya que las pistas no pueden ponerse en marcha hasta que el facultativo no esté en su puesto.

Tras abrir los accesos entre Salencias y Cebolledo la gran afluencia de coches provocó un atasco que obligó de nuevo a restringir el tráfico para evitar el colapso de la carretera.

La falta de limpieza de las vías de salida en la zona de las urbanizaciones impedía que los profesores de esquí que allí tienen su residencia pudieran llegar a las pistas para impartir los cursillos ya organizados y con los alumnos a la espera.

El día anterior, con la estación cerrada por fuerte temporal, el acondicionamiento de pistas y zonas como los aparcamientos no se realizó por lo que esta mañana todas las tareas estaban acumuladas. Mientras, la vecina estación asturiana de Fuentes de Invierno ya tenía las pistas abiertas esta mañana de las 9.00 horas, tras la intensos trabajos de la jornada anterior.

La otra estación de la provincia, Valle de Laciana-Leitariegos cuenta hoy con 5,8 kilómetros en servicio, espesores entre los 40 y los 150 centímetros de nieve polvo y nueve pistas abiertas

El caos en la estación de San Isidro enfada a los esquiadores