sábado. 04.02.2023

La capital asegura el camino a la escuela en 45 centros con un plan de obras en las calles

Habrá más espacio para los peatones en perjuicio de los vehículos, se colocará mobiliario y se mejorará la señalización
El colegio Ponce de Léon fue pionero en la organización de rutas para que los niños fueran juntos a clase, DL
El colegio Ponce de Léon fue pionero en la organización de rutas para que los niños fueran juntos a clase, DL

La senda abierta en los años setenta en los países nórdicos encuentra su traslación a León. La apuesta por la configuración de caminos seguros a la escuela, que ya hace 10 años tuvieron sus primeras experiencias en Ponce de León con la organización de rutas para que los niños fueran juntos a clase, se impulsa ahora con la adecuación de los itinerarios y entornos urbanos de los colegios e institutos para aumentar la seguridad. Con el soporte de los fondos europeos Next Generation para las zonas de bajas emisiones, el proyecto favorecerá la accesibilidad, contribuirá a reducir la velocidad de los vehículos y aumentará el espacio peatonal dentro de los 45 enclaves identificadas como áreas de influencia de los centros educativos del municipio.

El plan se inscribe dentro del contrato adjudicado para la reurbanización de Alfonso V, San Agustín y Gil y Carrasco. Con cabida en la factura de 1.435.689 euros aprobada en la adjudicación del proyecto, la intervención se centrará en el «calmado del tráfico en el entorno escolar», como se describe en el informe técnico. La filosofía de la propuesta, que responde a las demandas de padres y miembros de las comunidades educativas, se traduce en la ejecución de medidas para la «mejora de mejora de la seguridad y accesibilidad en los accesos», mediante la incorporación de «medidas de protección que reduzcan los conflictos entre vehículos y peatones».

El objetivo coincide con el perseguido de manera reciente en La Chantría para dar continuidad a las zonas verdes del parque del Chantre, Dos Hermanas y la trasera del colegio Leonés de José Aguado, donde se ha optado por ampliar los pasos de peatones y subirlos al mismo nivel de la acera para obligar a los vehículos a reducir su marcha. Aunque, como se precisa en la documentación rectora, en cada una de las zonas «se actuará adaptándose a las circunstancias particulares del entorno y de la vía de acceso».

Las obras se concretarán también en la «ampliación de las zonas de estancia, con incorporación de bancos», se precisa. La intervención ayudará a ganar espacio peatonal, en perjuicio de la calzada e incluso la pérdida de espacios de estacionamiento, para lo que se procederá a «la demolición de pavimentos de aceras y fresado de aglomerado asfáltico, colocación de bordillo, ejecución de bases de hormigón y colocación de plaqueta». Como resultado, se favorecerá la creación de avances en las aceras, como los que ya hay en barrios calificados zona 30 como San Claudio y San Mamés, para hacer que los peatones sean más visibles en los cruces.

Las intervenciones atenderán a «itinerarios escolares que actualmente chocan con la función y características de la vía, especialmente en aquellas de paso, donde la velocidad de los vehículos y el número de carriles de circulación es mayor», como se reseña en el documento técnico. La meta de calmar este tráfico se encomendará «señalizar adecuadamente estas rutas» para «fomentar la movilidad a pie y la percepción de un espacio peatonal seguro», como se expone en el informe, en el que se incide en que «se deben de crear caminos especiales para proteger sus desplazamientos cotidianos, tanto si van a pie como en bicicleta».

Las obras, que comenzarán en las próximas semanas y tendrán 5 meses de plazo para su ejecución, se complementarán con «una señalización horizontal y vertical que informe adecuadamente tanto a los peatones como a los conductores de las características de la vía y de su entorno». Pero habrá más. El itinerario «debe incluir elementos que aporten mayor protección y seguridad a los peatones, como vallas o mobiliario urbano, o fuercen a los conductores a adaptar la velocidad de los vehículos a las limitaciones del lugar», avisan.

 

La capital asegura el camino a la escuela en 45 centros con un plan de obras en las calles
Comentarios