domingo 18/4/21
Mercado inmobiliario

La capital leonesa mira a distancia el concepto de alquiler tensionado

La ciudad exige un 26% de ingresos familiares para alquilar una vivienda, lejos del límite del 33%

La ciudad de León ocupa un lugar holgado entre las que cumplen con la recomendación de que el coste de los alquileres de viviendas no absorba más de un tercio de la renta familiar.

Esta posición de la ciudad leonesa, en la relación entre oferta y demanda del mercado de la vivienda alquilada, está recogida en un informe del portal Idealista, especialista en el mercado inmobiliario, que aporta una relación completa sobre el esfuerzo económico que supone acceder a una vivienda en régimen de alquiler, según el segmento del territorio y la renta media de cada ciudad. León está lejos aún de ese porcentaje de encomienda del tercio de los ingresos familiares para satisfacer este concepto que viene a distinguirse por el término alquiler tensionado.

En la capital leonesa, la media de los ingresos familiares que se destina a sujetar un alquiler de vivienda alcanza el 26%; lejos del límite de la línea roja de la recomendación, y del techo que ,marcan ciudades de Madrid, Santa Cruz de Tenerife , Alicante o Sevilla, que oscilan entre el 39% y el 35%. Las ciudades de Madrid y Barcelona atienden razonablemente a la recomendación de no destinar más de un tercio de los ingresos familiares al pago del alquiler. Según un estudio publicado por idealista realizado cruzando los precios del alquiler en marzo de 2021 y la estimación de ingresos familiares en esa misma fecha, la ciudad de Barcelona exigiría el 33% de los ingresos para el pago de la renta, y en Madrid se incrementa ligeramente hasta el 36%,

Lo adecuado
La recomendación establece que no se destine más de 1/3 de los ingresos al alquiler

Tope superado
Un informe de un portal inmobiliario destaca que ocho capitales superan el umbral del 33%

De hecho, el porcentaje de ingresos que necesitan destinar las familias para hacer frente al pago del alquiler no llega al 40% en ninguna capital española y solo 8 ciudades superarían la recomendación generalizada de no destinar más de un tercio de los ingresos al pago de la renta.

En contra de la creencia generalizada de que es en los grandes mercados donde es necesario realizar un mayor esfuerzo, la ciudad de Santa Cruz de Tenerife es el mercado donde este es mayor, ya que las familias deben destinar el 39% de sus ingresos al pago del alquiler. A continuación, se sitúa la capital de Almería, con el 37% de los ingresos destinados al alquiler, y tras ella Las Palmas de Gran Canaria, Alicante, Segovia y Madrid, con el 36% en los 4 casos. Lleida y Sevilla, comparten una tasa de esfuerzo del 35%. Cuatro capitales se mantienen en la recomendación del 33%: Huelva, Guadalajara, Bilbao, Murcia y Barcelona tienen un 33%. En Palma, Badajoz, San Sebastián y Toledo el esfuerzo requerido es del 32%, mientras que en Pamplona, Castellón y Valencia se queda en el 31%.

Palencia, Ourense y Melilla son las 3 ciudades en las que el esfuerzo para alquilar una vivienda es menor (22%). Les sigue la ciudad de Huesca (23%), Pontevedra (24%), Soria (24%), Burgos (25%) y A Coruña (25%). Con el 26% de los ingresos familiares encontramos a Valladolid, Zamora, Oviedo y Tarragona.

En otros informen que extienen de forma más detallada este índice sobre el alquiler tensionado, se relaciona a La Robla, Cistierna o Villablino algunas localidades de la provincia leonesa en las que es más elevada la presión económica que deriva de este régimen inmobiliario.

De acuerdo con esos expedientes más dilatados, más de un centenar de municipios españoles superan el límite indicado. Que entre las capitales de provincia se limita a ocho ciudades, distinguidas por más presión poblacional, en un vértice del que León se mantiene alejado.

La capital leonesa mira a distancia el concepto de alquiler tensionado
Comentarios