viernes. 02.12.2022

El diputado provincial, Santiago Dorado, valoró que, con el pago hecho efectivo esta semana, concluye el proceso de liquidación de una deuda «que nos ha estado generando unos intereses de hasta 56.000 euros mensuales». Dorado lo ha calificado de «gran noticia para la provincia de León y un problema menos para el Consorcio, porque esto nos va a permitir tranquilidad para intentar buscar una solución permanente y definitiva en la gestión de los residuos sólidos urbanos de la provincia de León».

La dueda condicionó durante años la gestión de servicios esenciales que se prestan en las zonas urbanas de la provincia de León, y que supuso situaciones críticas inauditas como no se habían vivido en las instituciones afectadas en mucho tiempo; la deuda dependiente de la gestión y eliminación de la basura llegó a condicionar la elaboración de cuentas y presupuestos en las instituciones que tutelan el consorcio provincial, además de poner en solfa la estabilidad financiera de estas administraciones.

Las amenazas de ejecución por parte de los acreedores llegaron a ser más que latentes. En medio de esa crisis excepcional y anomalía se intentaron soluciones de gestión ordinaria para tratar de dar una solución paulatina al desajuste y al paso sin fondo que llegó a suponer la deuda para las entidades públicas, generadas por retrasos en los pagos y compromisos adquiridos por los principales ayuntamiento de la provincia leonesa.

En medio de ese problema nació el nuevo recibo, la actualización de las tasas correspondientes por la gestión y el tratamiento de basura, que no hizo más que dar origen a una fuente de conflictos y litigios entre los contribuyentes y la administración.

En este sentido, cabe destacar el pleito que promovió el tejido empresarial leonés por entender que no era proporcionado que se cargara a las espaldas de los ciudadanos y de los negocios e industrias la repercusión de la deuda arrastrada en ejercios anteriores por defectos uo causa de la gestión.

Esa presión social y de colectivos económicos leoneses obligó a recomponer la estrategia que derivaba a las tasas parte de la financiación de la deuda.

Este cúmulo de números es desde esta semana parte de la historia a corto y medio plazo de la relación de entidades locales con el consorcio provincial con el que se decidió gestionar los residuos urbanos.

«La carga generaba intereses de 56.000 euros al mes», dice Dorado
Comentarios