jueves 09.07.2020

Carrasco dimite del consejo de la Caja porque «ya no tiene sentido seguir»

Cascada de dimisiones en el consejo de Caja España-Duero, que en apenas unos meses ha visto cómo pasaba de los 34 miembros, que lo formaban allá por el año 2010 cuando se cerró al fusión entre Caja España y Caja Duero, a los actuales 25.

Los últimos en salir son la presidenta del PP y de la Diptuación, Isabel Carrasco; el empresario soriano, Francisco Rubio; el presidente de la Cámara de Comercio de Salamanca y de Confaes, Juan Antonio Martín Mesonero; y el representante de Asaja en Salamanca, Vicente de la Peña.

Carrasco, que hizo efectiva su salida el viernes de la semana pasada, cuando Evaristo del Canto le comunicó la celebración del plenario de ayer para aprobar las cuentas del banco de España-Duero (Ceiss), aseguró a este periódico que su marcha se producía porque «ya no tiene sentido seguir». Una afirmación que justificó en la «falta de información», remarcó, con que los consejeros de la Caja acuden a los últimos consejos.

En el caso del representante de Asaja en Salamanca, cuya dimisión como la de Martín Mesonero se produjo ayer, De la Peña informó al presidente del sindicato, Donaciano Dujo, y al secretario general y también consejero, José Antonio Turrado, que decidió continuar.

Estas dimisiones se suman a las de Santos Llamas, Agustín Prieto de UGT, que ya no había reemplazado al fallecido Antonio Muñoz; Eduardo Santiago, de Csica y la senadora popular, Ángel Armisén.

Carrasco dimite del consejo de la Caja porque «ya no tiene sentido seguir»