domingo. 05.02.2023

La tediosa jornada de ayer, que se convirtió en un improvisado curso de informática y aplicaciones SEO para mejorar el posicionamiento en Internet, encontró un momento de protesta en la letrada de Marcos Martínez Barazón, Natalia Escanciano.

Viene convirtiéndose en costumbre estos días reiterar que las supuestas prácticas delictivas que se atribuyen a los acusados, las había puesto en marcha Isabel Carrasco. Escanciano protestó: «Esta persona ya no puede defenderse, ya basta de seguir por ese camino». Fue lo más destacado de la jornada, en la que una periodista que trabajaba para una de las empresas investigadas se encontró con la desagradable sorpresa de que, al contrario de lo que ella creía, no se ha retirado su condición de imputada en la causa, esta vez en la pieza 3 correspondiente a la Región de Murcia. Declinó declarar por no haber solicitado la presencia de su abogado.

El resto de las cuestiones fueron monocordes. Las empresas facturaban a la Diputación sus trabajos por orden del conseguidor pero nadie sabía nada de cómo se gestionaba.

«Carrasco ya no puede defenderse»