miércoles 2/12/20
Siniestralidad

Las carreteras leonesas encaran el final del año con casi la mitad de muertos que en 2019

Por los 25 fallecidos que se registraron en el ejercicio anterior, se contabilizan hasta ahora 14 y la previsión es optimista
La siniestralidad en las carreteras leonesas se ha reducido notablemente este año. RAMIRO
La siniestralidad en las carreteras leonesas se ha reducido notablemente este año. RAMIRO

Las carreteras leonesas registran a estas alturas del año 14 fallecidos en accidente de tráfico, por los 23 que se contabilizaban en estas mismas fechas del año anterior, que terminó con 25 muertes según datos facilitados a este periódico por la Dirección General de Tráfico. Las perspectivas son positivas, habida cuenta de que las restricciones a la movilidad que pesan sobre la Comunidad Autónoma juegan en favor de la tendencia, que reduce a día de hoy en torno al 41% las víctimas mortales por la siniestralidad en los viales de la provincia.

Agosto fue el mes negro del verano de 2020 con tres accidentes mortales. Enero, marzo y octubre, por contra, fueron los más dulces a efectos estadísticos y durante su desarrollo no tuvo lugar ningún fallecimiento por culpa de la circulación. Es de reseñar, no obstante, que los datos de la DGT reflejan solamente los accidentes registrados en vías convencionales y a 24 horas. Los siniestros que ocurren en el casco urbano de las ciudades quedan fuera de este registro, que tampoco significa los fallecimientos que se producen a consecuencia de accidentes que han ocurrido con más de 24 horas de antelación.

Lo peor
El mes de agosto, con tres accidentes mortales, fue el más negro de todo el ejercicio anual

Las cifras de seguridad vial en las carreteras españolas invitan al optimismo. El año pasado marcó un nuevo hito al ser el que menos muertes registró en carretera desde que se hacen estas mediciones. La entrada en vigor de medidas como el carnet por puntos, el aumento de radares en carretera o la concienciación han sido algunos de los factores que explican estos datos.

También cuenta el aumento de la seguridad debido a la introducción de nuevas tecnologías. Son mejoras tanto en los vehículos que circulan por las calzadas como en las infraestructuras que posibilitan esos viajes. Actuaciones sobre el asfalto, la conectividad entre coches o el uso de datos son y serán esenciales para disminuir todavía más los siniestros en las vías públicas.

20% menos en España

La siniestralidad en las carreteras españolas en lo que va de año ha registrado una importante mejora, del 20% respecto a las cifras de 2019, según los datos acumulados hasta el 30 de octubre. Es una cifra buena, que podría llevar a la autocomplacencia pero que «de ninguna manera se puede aceptar», señala Carlos Cancela, técnico especialista en siniestralidad. Además, es una mala cifra si tenemos en cuenta que el tráfico ha bajado notablemente desde el confinamiento.

Confinamiento

Analizado el periodo entre el 1 de enero y el 14 de marzo, es decir antes del confinamiento en el que se prohibieron los desplazamientos y en el que las carreteras quedaron desiertas, el número de fallecidos en las carreteras españolas había aumentado un 8%. Posteriormente, estas cifras de fallecidos bajaron mucho como consecuencia del citado confinamiento. De hecho entre el 15 de marzo y el 20 de junio experimentaron un descenso del 59%.

Lo mejor
Enero, marzo y octubre, por contra, fueron los meses más bonacibles con cero siniestros

El objetivo de conseguir una siniestralidad cero en las carreteras es compartido en toda Europa. Pere Navarro, director general de la DGT, se había planteado este reto para el año en curso, pero no va a lograr su objetivo. Los accidentes de tráfico siguen siendo una de las primeras causas de mortalidad en el mundo y, tras la paralización que han sufrido estos meses los ritmos de vida cotidianos, toda la Unión Europea esperaba reducir el total de accidentes, al menos, en vías interurbanas. Pero en la realidad estas expectativas no han llegado a cumplirse y la mortalidad en carretera no ha llegado a bajar hasta la mitad, que era el porcentaje marcado como objetivo. León es una de las provincias en las que las cifras se están quedando cerca de la meta que se buscaba.

En cualquier caso, sí que se puede celebrar que durante esta última década varios países europeos han conseguido reducir el total de accidentes de tráfico. Los cinco países que han conseguido mejores datos en siniestralidad han sido: Grecia, Letonia, Lituania, Portugal y Estonia.

Las carreteras leonesas encaran el final del año con casi la mitad de muertos que en 2019
Comentarios