miércoles. 30.11.2022
Un tramo de la línea convencional León-Gijón. RAMIRO
Un tramo de la línea convencional León-Gijón. RAMIRO

La caudalosa fuente de incidencias en la vía ferroviaria entre León y Asturias ofreció ayer un nuevo episodio; el Alvia que conecta Gijón con la capital de España quedó varado cerca de Campomanes, por una avería en la catenaria que impidió el avance del convoy hacia la rampa de Pajares. Los viajeros fueros trasladados a la estación de Lena, primero, y después, y desde ahí, en autocar a León, desde donde pudieron seguir su viaje a Madrid; con un retraso sobre el horario previsto de más de dos horas.

Así se acumula el parte de incidentes que se producen a diario en esta línea entre León y Asturias, que ofrece una infraestructura de circunstancias por la traza del ferrocarril convencional mientras espera el avance de la conexión a través de los túneles de la Variante, que aún no estará en servicio en los dos próximos años.

El corte de ayer afectó a la rama del Alvia que sale de Gijón a las siete de la mañana; los viajeros llegaron a la estación de León por carretera, desde el punto del incidente; pasadas las doce de la mañana, pudieron retomar el viaje en tren (más de cinco horas después de partir de la estación gijonesa). Fuentes de la compañía ferroviaria explicaron que la avería de ayer se debió a un problema de la infraestructura que causó que se enganchara en la catenaria, lo que impidió que el tren avanzara.

Los afectados no ocultaron la indignación por este nuevo episodio de tren varado en pleno trayecto en la vía c¡que conecta León y Asturias; hace escasas jornadas, un incidente en un mercancías afectó también a la fluidez del tráfico de viajeros. Ayer, la compañía ferroviaria los convidó a café para compensar el retraso.

La catenaria vuelve a atrapar al Alvia entre León y Asturias