domingo 27/9/20
CARTELES ALTERNATIVOS

Si Cecilio levantara la cabeza

Ponen el nombre del pintor de Palanquinos a un concurso de carteles alternativos al oficial, editado por el Ayuntamiento sin publicidad
Uno de los carteles presentado al concurso no oficial
Uno de los carteles presentado al concurso no oficial

Creatividad frente al hartazgo. Es la manera con la que han respondido decenas de internautas a una llamada realizada en las redes sociales para proponer carteles de las fiestas de León alternativos al oficial, editado por el Ayuntamiento de León sin concurso de ideas ni colaboración ciudadana. Lo que parecía un entretenimiento fugaz se ha convertido en auténtico grupo de presión, hasta el punto de que el nuevo equipo de gobierno municipal se comprometió ayer a rectificar el próximo año y publicar un concurso para que un jurado especializado elija el mejor cartel de fiestas.

El F.L.V.C (Frente de Liberación Visual Ciudadano) —así se han autodenominado los convocantes— ha bautizado el premio como Burgo-Gar al mejor Cartel No-Oficial de las Fiestas de San Juan y San Pedro León 2015, todo ello en honor a Cecilio Burgo-Gar, el solitario pintor de Palanquinos, autor de diversos carteles festivos en los años 40.

El llamamiento se abrió a todos los ciudadanos que se hubieran visto afectados «tanto a nivel físico como a nivel visual o emocional» por el recién estrenado cartel oficial de las fiestas 2015, obra del artista Julio del Barrio. Y la respuesta fue extraordinaria: más de 120 carteles en sólo unos días. Uno de ellos, de Dani Chan (25 minutos de elaboración), destaca por los casi 300 ‘me gusta’ pinchados en Facebook al cierre de esta edición —cartel de la derecha—. «Aunque el motivo de la convocatoria no es la competición y sí el de visibilizar el enorme talento de nuestra ciudad —proponían los convocantes el día 18, además de la impresión de la obra ganadora y con ayuda de algunos comercios de la ciudad de León, el colectivo intentará que la obra premiada reciba una dotación económica aún por determinar».

Horas después, comerciantes y hosteleros empezaron a ofrecer premios en metálico para los carteles que más gustan. Varios locales han aportado en conjunto 300 euros para el ganador, pero poco a poco han surgido nuevos regalos para otros premiados. Entre otros, algunos tan originales como un surtido de pastas, un lote de té variado, el catálogo completo de editorial Mr Griffin o una cena para dos.

Si Cecilio levantara la cabeza