miércoles 26.02.2020
Delitos en la red

Los ciberdelitos se disparan y multiplican hoy por cinco las cifras de hace nueve años

Las infracciones penales por los fraudes informáticos experimentan la mayor curva de crecimiento exponencial, junto a los asuntos sexuales

dl20p7g1

Los ciberdelitos experimentaron un fuerte incremento en los últimos nueve años hasta el punto de que la cifra de infracciones penales que se registra en la actualidad por este epígrafe multiplica prácticamente por cinco la del año 2011, de acuerdo a los datos del Ministerio del Interior recabados por este periódico con cifras recogidas en el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.

Por los 425 casos que se registraron en el año 2011, el último balance conocido registra 1.969 episodios. Buena parte de ese crecimiento se sustenta en los fraudes informáticos, que congregan la mayor parte de las intervenciones (1.688 en el último año) seguido del apartado de amenazas y coacciones (163 en el último ejercicio). Los delitos contra el honor fueron 30 casos. Los delitos de carácter sexual ascienden a trece y si bien a título objetivo no parecen demasiados casos, la comparación subjetiva de los últimos años revela que hay un crecimiento exponencial importante que además es progresivo en los últimos ejercicios.

Progresión
De los 425 casos que se registraron en el año 2011 la lista ha pasado a 1.969 en el último ejercicio

Las interferencias en los datos y en los sistemas (8) y los episodios contra la propiedad intelectual (7), componen el resto de las actividades que suman enteros en la estadística oficial del Ministerio del Interior.

Llama poderosamente la atención la evolución de la ciberdelincuencia. En el primer año del que se tienen datos en el estudio referido, el grueso de los delitos lo componían también los casos de fraude informático (291) por las amenazas y las coacciones que sumaban 142 casos. El siguiente epígrafe lo sumaban los 40 casos de delitos contra el honor.

Cifras maquilladas
Los seguros de las entidades bancarias hacen que los perjuicios se diluyan ligeramente

El jefe del Grupo de Investigación Tecnológica (GIT) de la Jefatura Superior de Policía de Castilla y León, Víctor Panizo, asegura que, a pesar de la gravedad y el incremento de este las estafas bancarias, los seguros de las entidades que emiten las tarjetas bancarias provocan que los perjuicios de este tipo de delito sean menores y se «diluyan».

Por provincias, León se situó a la cabeza y aglutinó casi una de cada cuatro denuncias presentadas en la Comunidad. Los 1.969 casos representaron el 24,48 % de Castilla y León. No obstante, esta cifra está lejos de la registrada en Madrid (20.134), Valencia (7.993), Baleares (6.277), Alicante (4.732) o Sevilla (4.442). Tras León aparece Salamanca con 1.531, Valladolid con 1.201 y Burgos, donde se tramitaron 943.

Los ciberdelitos se disparan y multiplican hoy por cinco las cifras de hace nueve años