viernes. 01.07.2022

El mercado medieval convertirá desde hoy hasta el domingo el Cid en espacio acotado para controlar el aforo. La organización marca 14 puntos de vigilancia, colocados en todos los accesos y en las principales plazas, desde los que se restringirá el paso si se supera una concentración que impida la distancia social. No habrá barreras para los vecinos, ni para los dueños de los negocios y «sólo se cortará si la cosa se desmadra», como apuntó ayer el presidente de la Asociación de Hosteleros, Martín Méndez, tras reclamar a la Policía Local información como consecuencia de las dudas de algunos hosteleros. «Nos han dicho que se mirarán las terrazas, que ya no pueden doblar sus mesas como antes, pero que se podrá trabajar con normalidad», trasladó.

El Cid se blinda para el mercado medieval