martes. 31.01.2023

Las autoridades comunitarias tienen sobre la mesa ya los proyectos que desde los distintos estados miembros les han remitido, con el fin de adjudicar los 100 millones de euros que contempla la convocatoria de 2019, anunciado a principios de diciembre de 2018 y que abrió la presentación de solicitudes el 8 de enero.


Hasta el 24 de abril, la Comisión Europea mantuvo abierta la aplicación para remitir la documentación, que debe ser validada por cada uno de los estados miembros. En España, el Ministerio de Fomento se encarga de esta tarea, por lo que estableció que antes de esa fecha debía contar con todos los papeles para emitir un dictamen. Entre julio y septiembre se analizarán y en octubre se conocerán los beneficiarios.



cuellos de botella


En esta convocatoria, de los 100 millones previstos, 65 son para actuaciones en la red integral, que eliminen cuellos de botella y enlaces perdidos, con el fin de mejorar la interoperabilidad ferroviaria y, en particular, mejorar las secciones transfronterizas. Los otros 35 millones pretenden impulsar sistemas de transporte sostenibles y eficientes a largo plazo, así como para permitir la descarbonización de todos los modos de transporte a través de la transición a tecnologías innovadoras de transporte con bajo contenido de carbono y eficiencia energética, mientras se optimiza la seguridad.


En la última edición, Europa ha primado la apuesta por la red básica, en la que sí está parte de la Comunidad, pero también las iniciativas de calado transfronterizo, así como aquellas que impulsen la multimodalidad y la interoperabilidad ferroviaria. Todo ello, junto con la exigencia de proyectos maduros, según fuentes del sector, complican el acceso para los promotores de Castilla y León.

Cien millones en juego olvidados este año por Castilla y León
Comentarios