domingo 22.09.2019

Coated Solutions León cubre toda la huella que dejó Vestas en el polígono de Villadangos

Un año después, la herida de Vestas en Villadangos tiene pinta de cicatriz. Cauteriza sobre el escenario en el que se libró una batalla laboral por mantener la actividad de los generadores eólicos, donde hoy se levanta un escenario que cambia el paso al destino del polígono que más actividad genera en la provincia leonesa: donde estaba Vestas se distingue ya Coated Solutions León.
Factoría de Latem Aluminium junto a su nueva nave.  FERNANDO OTERO PERANDONES
Factoría de Latem Aluminium junto a su nueva nave. FERNANDO OTERO PERANDONES

Así se llama la iniciativa de Network Steel Resources, un negocio del sector acerero que ha programado una inversión de 130 millones para superar el medio millón de toneladas de acero al año. Y en eso está. Va por partes. La efeméride del estallido social y laboral que no pudo frenar el cierre de la planta de la danesa Vestas en León, ni el despido de más de 360 personas que empleaba directamente, más casi otro centenar de vinculado, más un millar de puestos de trabajos derivados en empresas auxiliares y proveedores, coincide con un mes de agosto más plácido para este área industrial de León.

 

Al sosiego han contribuido los rótulos de Coated Solutions León, que rodean ya todo el perímetro del pasado de Vestas, la factoría, los terrenos aledaños, oficinas; el nuevo dominio se aprecia ya desde todos los puntos del entorno del puñado de hectáreas de este asentamiento, fruto de un acuerdo del pasado otoño para dar vida a León más allá del fin de los componentes generadores de energía eólica. La huella de Vestas queda casi difuminada por completo por la inscripción de Coated León. La física. Hay otra aún más profunda, que se manifiesta en la situación de desempleo que sufre la más amplia representación de la plantilla despedida, en el paro, y a la espera de encontrar una salida laboral.

 

La alternativa que ofreció NSR continúa con la adaptación de la factoría a las exigencias del proceso productivo que va a desarrollar en León; las perspectivas avanzadas desde que se cerró el acuerdo de traspaso de la fábrica y los terrenos propiedad de Vestas, es que el acondicionamiento de las estructuras se va a extender hasta finales de este año.

 

La actividad es palpable; la instalación de maquinaria para la transformación de los laminados de acero, la incorporación paulatina de personal, la reforma del entorno, el cambio de piel. En el mismo calendario de previsiones, septiembre era la franja del año en la que se podía asumir un salto cuantitativo en el número de contratados, en varias decenas, lejos, no obstante, de la cifra que contabilizó por centenas la repercusión laboral del negocio.

Coated Solutions León se pone en marcha para hacer partícipe a León del liderazgo nacional que capitaliza en la producción de bobina de acero prepintada.

 

El polo del metal

A pocos metros, lineales, de los nuevos rótulos que adecentan los arañazos de Vestas, trabaja Latem Aluminium; dedicada a la refinería de aluminio y perspectiva de llegar a los cuarenta empleados en plantilla. El arranque de este negocio también lleva un ritmo paulatino. De esta factoría, que ocupa las instalaciones que dejó Coreal (que quebró en 2013), saldrán cuarenta mil toneladas anuales de lingotes de aluminio, para surtir materia prima a la planta de laminación que la sociedad matriz tiene en el norte de la provincia de Zamora o para comercializar en un mercado cada vez más interesado en este género.

En este propósito, ha empleado una inversión de hasta ocho millones de euros. Además de modernizar los hornos del emplazamiento para el proceso de reciclaje del aluminio, se ha levantado una nave contigua a la factoría, que amplia y dimensiona la capacidad de este negocio, del que es mentor el empresario Macario Fernández, de ascendencia babiana, responsable también de la proyección de la asturiana Asla, que tiene en el norte de Zamora una réplica para expandir el negocio. Villadangos cambia de era.

Coated Solutions León cubre toda la huella que dejó Vestas en el polígono de Villadangos