lunes 23/5/22
                      Representantes de las instituciones y las cofradías  inauguraron la primera exposición. FERNANDO OTERO
Representantes de las instituciones y las cofradías inauguraron la primera exposición. FERNANDO OTERO

La cofradías y hermandades de la Semana Santa de León diseñan de puertas para adentro un plan alternativo, ante la posibilidad de enfrentarse a una nueva edición de La Pasión sin procesiones. A cien días del Viernes de Dolores el panorama resulta incierto, por culpa de las condiciones sanitarias. Algunas penitenciales se plantean ya opciones paralelas. Otras aseguran que sólo trabajan con un escenario de vuelta a las procesiones. De no celebrarse, sería el tercer año consecutivo sin los tradicionales pasos en la calle.

Consultadas por orden de antigüedad, las congregaciones ofrecieron ayer a este periódico su punto de vista. Angustias y Soledad, la decana de las cofradías, solo piensa en la versión al uso de la Semana Santa: «No nos planteamos la posibilidad de un tercer año sin procesiones», explicó Ángel Lescún, abad de la cofradía. «Creemos que se va a poder salir, aunque no somos futurólogos. Tenemos otras opciones, pero ahora mismo solo trabajamos en sacar El Santo Entierro el Viernes Santo y El Dolor de Nuestra Madre el Martes Santo. De aquí a la Semana Santa tenemos la esperanza de que podamos salir».

Francisco Javier Jimeno, abad del Dulce Nombre de Jesús Nazareno pide prudencia: «Iremos viendo cómo evoluciona pero barajamos todos los escenarios posibles. Dependerá de los técnicos de Sanidad de La Junta».

Otro factor
Los abades también valoran el posible recelo de los papones a las concentraciones

Para Julio Arredondo (Minerva y Vera Cruz), «es difícil jugar a las adivinanzas. Llevamos improvisando dos años, si toca un tercero lo haremos. Lo que sí es seguro es que no nos quedaremos sin Semana Santa».

Manuel Antonio Couso evita hacer previsiones como presidente de la Hermandad de Santa Marta: «Hasta que no pase la festividad de Reyes no se podrá marcar una pauta. Si no salimos, ampliaremos los actos del año pasado con las máximas medidas de seguridad posibles».

Juan Cristóbal Rodríguez, presidente de Jesús Divino Obrero, añade el factor climatológico a las bonanzas: «Este año cae muy tarde y ya hará bueno. Seguro que el calor ayuda a acabar con la pandemia». Por si acaso «también trabajamos otras alternativas». Óscar Javier Ampudia (Las Siete Palabras) es optimista: «El peor momento eran las Navidades y a partir de ahora vamos a mejorar. Yo estoy convencido de que va a haber procesiones. Si no las hay, repetiremos el plan del año pasado».

En nombre del Santo Cristo del Perdón reflexiona su abad, José María Urdiales: «Nuestra intención es hacer procesión si se puede. Dependiendo de los hermanos que quieran salir, sacaremos más pasos o menos, pero nuestra idea es intentar salir». Cree la cofradía de Nuestro Señor Jesús de la Redención, por boca de su abad Emiliano Castro, que se podrá salir en procesión «siempre que se cumplan las medidas de seguridad». Pero abre otro frente: «Estamos valorando la asistencia, el miedo a salir, podría reducir el número de hermanos. Nosotros cursaremos esta semana las invitaciones a las bandas y a las escoltas con normalidad, haciendo las cosas de forma normal. A medida que avance el calendario, así actuaremos».

Para La Expiración y El Silencio, la respuesta es difícil. Balduino Mamés Andrés cree que el escaso respeto al virus «hará que las decisiones queden para última hora. Si no salimos, repetiremos en la iglesia y si salimos, pediremos el máximo respeto a las normas sanitarias».

Mercedes Gago lleva el optimismo de María del Dulce Nombre a la previsión: «Creo que habrá procesiones, estoy confiada. Si no, trazaremos un plan alternativo».

Juan Carlos González (Santo Cristo de la Bienaventuranza) cree que es muy difícil hacer cálculos «con tanto tiempo por delante». En todo caso «trabajamos pensando en que vamos a salir».

Javier García Argúello (Santo Cristo del Desenclavo) lo ve todo «muy difuso. Mis expectativas son muy favorables pero es factible un tercer año sin calle. Si es así, mantendremos los actos de 2021 dentro de la iglesia, como el concierto de música sacra de Miércoles Santo por la noche y trataremos de ampliarlos. Incluso podríamos intentar la Ronda Lírico Pasional, que no es multitudinaria. Tenemos dibujados varios escenarios y un plan estratégico para cada situación».

En El Sepulcro, el maestre es José Luis Jáñez. «¿Quién sabe si no va a venir una séptima ola? Nosotros queremos salir y hasta podemos reducir el número de braceros en los tronos si hay hermanos que recelan. Creo que habrá procesiones».

La abadesa de La Agonía, Nonia García trabaja «en un escenario de procesiones». Si no, «tenemos estipulado el Vía Crucis dependiendo de las condiciones de la meteorología».

El Hermano Mayor de Jesús Sacramentado es Javier Fernández Llamas: «De momento solamente contemplamos la opción de que sí haya procesiones».

El abad del Gran Poder, Ángel Moure, deja la determinación en manos de la futura abadesa: «Hay cambio de varas el día 15 de enero y a partir de ahí se tomarán decisiones».

Las cofradías trazan un plan alternativo por si vuelve otra Semana Santa sin procesiones
Comentarios