domingo. 27.11.2022
mesa
Los participantes en la mesa redonda sobre turismo natural. RAMIRO
La montaña de Riaño, y todo su entorno, fue la protagonista de la mesa redonda Turismo natural, patrimonial y cultural, que subrayó el valor inmenso que atesora esta zona de la provincia, que acaba de lanzar un plan estratégico que implica a 25 ayuntamientos y que reforzará todos los atractivos turísticos de una comarca que quedó muy tocada cuando quedó inundada por el pantano pero que ha sabido reinventarse, sin olvidar su historia, para convertirse en uno de los puntos más visitados de León. Su alcalde Fernando Moreno apuntó que el embalse es ahora uno de los principales atractivos de la zona, a pesar de que no ha sido fácil ese camino. "Ahora tenemos un embalse por imperativo y hay que aprovecharse de ello. Una iniciativa como el barco turístico, que lo cogimos desde el ayuntamiento, fue muy dura porque no fue fácil encontrar personal. Luchamos hasta que fue rentable y después decidimos sacarlo a licitación. Ahora lo lleva una empresa privada estupendamente y es uno de los puntos fuertes de la comarca", valoró el regidor, que, como el resto de intervinientes, abogó por la colaboración entre administraciones y el sector privado, pero siempre dentro de un marco razonable que cree el ecosistema adecuado para atraer inversiones.  "Una administración no se puede permitir el lujo de sujetar actividades que no son propias de un ayuntamiento. Lo que hacemos es promover iniciativas que ayudan a que haya un mejor sector turístico", explicó Fernando Moreno, quien también subrayó la importancia de desestacionalizar la oferta. 

Mientras, el teniente de alcalde de Burón y presidente del Grupo de Acción Local Montaña de Riaño, Borja Fernández, aludió también a ese acuerdo histórico que permitirá a Riaño recibir fondos  de la primera convocatoria de los planes de sostenibilidad. ".Competimos con 154 planes de toda España", recordó el presidente del GAL, que cuando entró en la agrupación se puso como reto convertir a la comarca en uno de los referentes turísticos a nivel nacional. Cree que para eso hay que crear una oferta diversificada y aprender a vender en Madrid la belleza tan singular de una montaña que anuncia la entrada a Picos de Europa.  Uno de los objetivos es aumentar el número de viajeros y, sobre todo, "lograr que las pernoctaciones superen los cinco días". 

También participó en este foro de debate Guillermo Palomero, el presidente de la Fundación Oso Pardo, que habló de la necesidad de conjugar el turismo de naturaleza con un marco regulador apropiado para aprovecharse de la espectacular fauna que hay en la montaña leonesa. Considera que puede ser un recurso importante, como ya está viendo en determinadas zonas, para fijar población y revertir, con otras medidas de más calado, los problemas demográficos que vacían la mayoría de los núcleos rurales de la provincia. "El oso por sí solo no va a dinamizar una comarca pero habrá escenarios más privilegiados para poner en valor los recursos de una manera sensata para generar actividad económica", señaló. 

Algo más pesimista fue el presidente de la Mancomunidad Montaña de Riaño y alcalde de Oseja, Antonio Mendoza, que hizo una reflexión preocupante sobre la crisis demográfica que complica el futuro de las áreas rurales, más allá de que cada verano lleguen miles de turistas a los pueblos. Recordó que muchos trabajadores no fijan su residencia en estos municipios y que eso es un problema que a larga lastra el futuro de las localidades más deprimidas demográficamente. "Desestacionalizar es complicado pero cuando pasa la Semana Santa cierran todos los negocios. Masificamos durante dos o tres meses y el resto permanece cerrado. No conseguimos fijar población, La gente que trabaja en nuestra comarca debe ser consciente que tiene que vivir en ella", apuntó el regidor de Oseja. Por último, Javier Pérez Ortiz, socio fundador de Wild Watching Spain, presentó el turismo de naturaleza como un sector en "clara expansión" que ha crecido mucho en los últimos años. "Cada vez atrae más público, sobre todo internacional. Es un segmento muy importante, de alto valor añadido y con capacidad de gasto. Cuando empezamos había bastante escepticismo, pero hemos demostrado que podemos aportar actividad a la zona", subrayó. 

La colaboración público-privada, el marco adecuado para atraer inversiones