jueves 19/5/22
Retirada de mascarillas

Los colegios de León envían a las familias circulares que defienden el uso de la mascarilla

Los docentes piden «prudencia» para que el aula no sea «foco de contagios»
Escolares con mascarilla en un aula, días antes de que se hiciera efectivo el fin de la obligatoriedad de uso. DL
Escolares con mascarilla en un aula, días antes de que se hiciera efectivo el fin de la obligatoriedad de uso. MARCIANO PÉREZ

Con el nuevo escenario que abrió el Consejo de Ministros en el que aprobó la retirada de la mascarilla, los centros educativos se enfrentaron ayer a un nuevo protocolo, que la Consejería de Educación hizo público a las 11.00 horas de la mañana. En él, siguiendo la norma gubernamental, «no será obligatorio el uso de la mascarilla por parte del alumnado y del personal del centro educativo». Pese a este nuevo marco, los docentes reclaman «prudencia» para evitar que los colegios «se conviertan en un foco de contagios, porque los niños tienen muchos contactos», como explica el presidente de la Junta de Personal Docente de León, Javier Fernández.

La primera jornada educativa sin mascarillas comenzó de forma caótica. Ante la falta de confirmación del protocolo de Castilla y León que regulara la situación en las aulas, muchos colegios continuaron exigiendo a los pequeños que llevasen puestas sus mascarillas, pese a las quejas de algunos padres que se amparaban en la medida aprobada por el Gobierno. Con la regulación autonómica en la mano, la mascarilla dejó de ser obligatoria.

Pese al protocolo, muchos centros educativos fueron enviando circulares y comunicaciones a las familias en las que seguían aconsejando que los pequeños llevasen puesta la mascarilla. «Nos gustaría insistirles de nuevo en la importancia de que todos actúen con prudencia y tengamos en cuenta que convivimos con otras personas. No será obligatorio llevarla, pero tampoco es obligatorio quitársela. Desde el colegio seguimos recomendando el uso de la misma» o «seguimos aconsejando el uso de la mascarilla en espacios cerrados», fueron algunos de los mensajes que lanzaron los centros educativos a las familias en las que además, se añadía que la no obligatoriedad de la mascarilla «no exime del cumplimiento del resto de medidas preventivas».

«Hay que ser prudentes, porque no hay unanimidad entre epidemiólogos y pediatras, porque ahora hay muchos contagios, aunque sean leves», incide Javier Fernández, quien remarca que el martes en los sindicatos recibieron numerosas llamadas de los equipos directivos para saber qué tenían que hacer ante el cambio en el uso de las mascarillas.

dl21p6g1
 

Fernández remarca que en la actualización del protocolo de la Junta se incide que la necesidad de mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros de distancia. «Una distancia que en realidad no se ha podido mantener nunca», remarca el portavoz de la Junta de Personal Docente, en el que están representados los sindicatos de la educación pública, para criticar que esta máxima que se marcó como necesaria para frenar los contagios en Castilla y León tan sólo se ha cumplido en los centros ubicados en el medio rural «porque no ha sido posible» ante las características de los colegios e institutos y el elevado número de alumnos por aula.

En protocolo actualizado de la Junta se insiste, eso sí, en recomendar «el uso responsable» de la mascarilla «en espacios cerrados cuando haya personas vulnerables y no se pueda mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros. Asimismo, las personas mayores de 6 años en adelante estarán obligadas a su uso en el transporte escolar».

Salvo el uso de la mascarilla, el resto de las medidas tomadas en el aula cuando se retomó la presencialidad tras el confinamiento se siguen manteniendo. La entrada a las aulas seguirán siendo escalonadas y por diversas puertas para evitar la aglomeración de los estudiantes. Las reuniones con las familias seguirán siendo, telefónicas o telemáticas y «en caso de imposibilidad se realizará previa cita y con el uso de todas las medidas de prevención e higiene establecidas en el presente protocolo».

Mismo escenario
Se mantienen la distancia de 1,5 metros, los recorridos en el aula y las entradas escalonadas

Dentro de las aulas, los pupitres seguirán estando separados y «se priorizará la distribución cerca de las paredes», a fin de ganar espacio, así como dejar el máximo espacio posible entre la primera fila de alumnos y la mesa del docente. El movimiento en el aula continúa estando «limitado» y la circulación por los pasillos de los centros seguirán siendo acorde a la señalización en el suelo que dirige los flujos y las direcciones a seguir. «Se ventilará periódicamente el aula abriendo puertas y ventanas opuestas para favorecer la circulación del aire y garantizar un barrido eficaz por todo el espacio. De manera orientativa esta ventilación se realizará durante 15 minutos al inicio y final de la jornada, durante el recreo y siempre que sea posible entre clases, garantizando una buena ventilación de los pasillos», precisa la Junta en el último protocolo, manteniendo lo ya impuesto tras el regreso a las aulas y los alumnos de Infantil y de primero de Primaria seguirán siendo grupos estables de convivencia o aulas burbuja.

Presencialidad total
Los centros también suspenden las clases ‘online’ que daban a los pequeños confinados

Ante este escenario, algunos colegios también han anunciado a las familias que se suprimen las clases online con las que se mantenía la formación para aquellos estudiantes que habían dado positivo en coronavirus y que por el aislamiento debían permanecer en sus casas.

En los campus

La Universidad de León apostó ayer también por seguir manteniendo el uso de la mascarilla en las aulas y los espacios cerrados. El Rectorado informó a las facultades y escuelas, que transmitieron la misiva al alumnado, que a pesar de ello se «eliminarán las restricciones que había hasta este momento y, en principio, podrán ser del 100%», aunque «se sigue recomendando la ventilación de las aulas antes del inicio de las clases y al final de las mismas». También incide en el correo que aunque un positivo sea asintomático «no acudirán a la Universidad» y que el personal de administración y el profesorado «deberá solicitar la baja médica» una vez que comience con la sitomatología, así como darlo a conocer a través del SiVeUle. También insisten en las medidas de higiene.

Los colegios de León envían a las familias circulares que defienden el uso de la...
Comentarios