martes. 29.11.2022
Un sector en la encrucijada

El comercio pierde 720 autónomos desde que la crisis tocó fondo y no logra frenar el desplome

El sector sigue siendo la principal actividad generadora de empleo en la capital, que mantiene casi 8.000 puestos de trabajo 
Anuncio de rebajas en León por el Black Friday. JESÚS F. SALVADORES
Anuncio de rebajas en León por el Black Friday. JESÚS F. SALVADORES

León es una ciudad de comercio. Que concentra cada vez más (como lo hace Ponferrada en su área de influencia) un negocio que en buena parte de la provincia vaciada deja de tener sentido. Sin embargo, son muchos los frentes que acechan el futuro de la que es la principal actividad generadora de empleo en la capital.

La desaceleración económica que ha llegado a la prevención de las familias antes de que la recuperación consiguiera repuntar el consumo con suficiente energía; la incertidumbre política y económica que parece no tener fin y tiene a los ahorros sobre aviso; la destrucción de empleo en algunos sectores económicos históricos que lastra el consumo mientras los puestos de trabajo que se crean abocan a una situación más precaria,... Y, sobre todo, las nuevas formas de comercialización y la desregulación de los descuentos que puede anunciar y aplicar el sector. Las ventas on line y la presión de las grandes cadenas son una competencia difícil de asumir por un comercio de proximidad que no acaba de encontrar la fórmula con la que poner en valor sus virtudes.

Echar el pulso en el precio y luchar contra «un período de descuentos que comienza el 1 de enero y termina el 31 de diciembre» parece misión imposible. Las decisiones urbanísticas en la ciudad (las obras en el centro) se toman en el sector como la puntilla que les faltaba. Mientras, la práctica totalidad de los negocios cierra el fin de semana, cuando llegan a bordo del AVE los visitantes con los que la ciudad saca pecho en potencial turístico y alardea (con la boca pequeña, porque la realidad se impone) de pretender ser un destino de compras. El comercio leonés está en la encrucijada.

dl28p6g1

 

Las últimas semanas del año son desde hace tiempo, pero cada vez con mayor intensidad y más condicionantes, la meta en la que el sector del comercio se juega el resultado del ejercicio. El Black Friday y su secuela de Cyber Monday son la excusa para poner sobre la mesa las cartas de la realidad de un sector que lleva años cambiando a pasos agigantados y que sigue en transformación. En el que todos pugnan por encontrar su nicho de negocio. Porque, ciñéndose al mercado local, la realidad del comercio de proximidad no puede obviar la del creciente grupo de empresas leonesas que tienen en el e-commerce su mercado, quizá no tan visible para buena parte de los consumidores pero que exhibe una boyante realidad y un potencial más que prometedor. Y es que, también en el comercio leonés, la realidad tiene varias caras. Y todas merecen ser analizadas en su justa medida.

Calles asoladas

Un paseo por la ciudad pone en evidencia que calles principales del centro están asoladas por una nueva oleada de cierre de locales, que se suman a los que se han ido quedando vacíos en los últimos años. La tozudez de las cifras pone letra a esta música que se percibe.

El número de autónomos en el sector del comercio en la provincia siguió creciendo, a pesar del inicio de la crisis varios años antes, hasta 2013. El ejercicio en el que la economía de la mayor parte del país tocó fondo era aún el momento en el que muchos autónomos leoneses se aferraban al comercio como forma de vida. Quizá el empuje al emprendimiento sin más que se impulsó en los seis años anteriores de crisis tuviera que ver con este crecimiento, aunque es cierto que en la provincia las dificultades se evidencian con cierto retraso. Y las recuperaciones con idéntica demora.

 

El caso es que en octubre de 2013 la provincia contaba con 8.707 emprendedores dados de alta en el Régimen de Autónomos y englobados en el comercio al por menor, y habían seguido creciendo durante los primeros años de la recesión. Desde entonces, según las cifras de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) la cifra se ha desplomado en 720 emprendedores por cuenta propia hasta el mes pasado, que cerró con 7.987 en la provincia. Sólo desde diciembre del año pasado se perideron (entre los negocios de comercio que cierran y los que siguen abriendo) 229 autónomos. La tercera parte del total de trabajadores por cuenta propia que ha perdido la provincia en ese período, más de 2.200.

Uno de los locales vacíos en la ciudad. RAMIRO

Uno de los locales vacíos en la ciudad. RAMIRO

De que la crisis y el cambio de modelo no han tenido la misma repercusión en todas las zonas de la provincia da muestra la evolución de los cotizantes a la Seguridad Social en el sector del comercio minorista, según recoge el Instituto Leonés de Desarrollo Económico, Formación y Empleo (Ildefe), que se limita a León capital y los municipios de su alfoz.

Si los datos se analizan en el conjunto de este cinturón de la capital se observa que entre el tercer trimestre de 2009 y el tercero de este año se han perdido 589 cotizantes. En cambio en la ciudad, en el mismo período, se han ganado 400. De los 7.495 de septiembre de 2009 a los 7.894 de hace menos de dos meses. Son casi 300 más que en 2013, y en los tres últimos ejercicios el empleo en el sector comercial en la capital se ha mantenido estable.

 

La percepción de la realidad y la evolución del sector en los últimos tiempos es variable según las distintas asociaciones de comerciantes de León, y la percepción es de la ciudad, porque el conjunto de la provincia no tiene voz unificada en este sector. Tampoco los datos estadísticos, que se resisten a reflejar las realidades provinciales, cuando en una autonomía como Casilla y León las diferencias entre sus nueve provincias pueden ser abismales.

En todo caso, el único dato oficial sobre la evolución del sector es el Índice del Comercio al Por Menor, que con datos a mes de septiembre señala que las ventas en la Comunidad crecieron en lo que va de año un 0,5% en el sector de alimentación y un 1,4% en el resto. Las mejores evoluciones las presentan las ventas de equipamiento para el hogar (con un crecimiento del 2,5%) y de equipamiento personal (un aumento de las ventas del 1,6%), en cualquier caso ambos muy por debajo del crecimiento nacional del 3% en cada uno de los capítulos. También en alimentación, que frente a un crecimiento del 0,5% autonómico registra una mejora del 2,3% nacional.

El comercio pierde 720 autónomos desde que la crisis tocó fondo y no logra frenar el...
Comentarios