domingo. 26.06.2022
Sector del automóvil

Los concesionarios rivalizan por vaciar sus stocks con descuentos de 1.000 a 10.000 euros

El sector debe dar salida como sea a los cientos de vehículos que llevan casi tres meses parados en los expositores
Concesionario de la marca Lexus con varios de sus coches en la exposición. JESÚS F. SALVADORES

Cientos de vehículos llevan casi tres meses parados en los concesionarios de automóviles de León. A ellos también, la pandemia del coronavirus les obligó al frenazo brusco y repentino. Las ventas se redujeron a la mínima expresión: entre un 95 y hasta un 99% en los momentos más duros del confinamiento.

Salvo por la actividad en los talleres para reparaciones de urgencia o las escasas ventas de vehículos industriales —básicamente furgonetas— el sector quedó paralizado. La consecuencia es que llegan a mitad de año con un stock acumulado de coches con el que no contaban.

Citroën-Peugeot

«Antes de la crisis lo normal era vender unos 200 coches al mes. El frenazo fue brutal»

Y hay que darle salida como sea. Por eso los concesionarios rivalizan con ofertas, ofertones incluso, que contemplan descuentos desde los algo más de mil euros para los coches más sencillos hasta casi los 10.000 para los más altos de gama.

Es la guerra de los precios en el sector del automóvil y León no es ajena —ni mucho menos— a esta competición por poner en el mercado los mejores precios para acabar de convencer a todos aquellos interesados en cambiar de coche.

«Durante la época más dura las ventas bajaron a mínimos, llegaron a estar a un 5% y básicamente solo se vendían vehículos industriales», recuerda Javier Callado de Citroën Eslauto-Peugeot al rememorar los peores picos de la pandemia. «Nosotros teníamos una media de ventas de unos 200 coches al mes y el mes pasado, cuando ya las cosas empezaron a ponerse un poco mejor vendimos 45».

"Las matriculaciones cayeron un 95% en el mercado global, en León del 70 a más del 90%"

En cifras similares se maneja Ladis Moratiel de Kia Busanauto. «Las matriculaciones cayeron un 95% en el mercado global. En León podemos hablar de caídas que fueron del 70 a por encima del 90%. En mayo hemos estado en torno a un 50%, se nota que esto empieza a moverse y ahora toca recuperar todo el terreno perdido».

Guillermo Fernández, de Lexus, recuerda abril como un mes negro. «Fue un mes casi sin ventas».

Tomás Perandones, de Teleneauto, visualiza con amargura la brutal irrupción de la pandemia. «Vivimos la crisis con gran preocupación e incertidumbre, teniendo que enviara a los trabajadores a un Erte, cerrar las concesiones y ver los clientes no venían ni a retirar sus coches recién matriculados a pesar de la ilusión que siempre se tiene por estrenar un coche nuevo.

"Fueron tres meses muy duros, con caídas del 95%, donde no entraba prácticamente nadie"

En nuestro caso concreto hemos mantenido abiertos los talleres con servicios mínimos para atender a ambulancias, UME y personal sanitario». Según sus datos la caída del mercado en la provincia fue de un 73% en marzo, de un 99% en abril y de un 74% en el pasado mes de mayo.

«Fueron tres meses muy duros, con caídas del 95%, donde no entraba prácticamente nadie en el concesionario», corrobora Ángel González, gerente de Bernesga Motor BMW.

Los coches parados en stock envejecen mal porque enseguida llegan cambios y actualizaciones en los modelos y además son caros de mantener. Las marcas tienen que mover todo ese stock que está financiado por los y para evitar las cargas financieras que suponen los vencimientos los tienen que mover «como sea», subrayan todos.

Y todos compiten con ofertas muy jugosas en el terreno económico. «Que ue nadie dude de que ahora es un momento magnífico para cambiar de coche», subraya Ángel González.

Los concesionarios rivalizan por vaciar sus stocks con descuentos de 1.000 a 10.000 euros
Comentarios