domingo 22/5/22

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León condena a la aseguradora Asepeyo a pagar 52.000 euros a un soldador por la defectuosa atención recibida tras un accidente laboral en 2015. El afectado reclamó 122.000 euros por las secuelas que padece y que consideró que «fueron provocadas por la defectuosa asistencia de la aseguradora y no por el siniestro sufrido».

Condena a la mutua por las secuelas de un accidente laboral
Comentarios