lunes 09.12.2019
Sucesos

La condenada por el crimen del Crucero es acusada por estafa

La Fiscalía le pide ahora cuatro meses de presión por un presunto delito de receptación

La joven condenada en el año 2014 por el crimen del Crucero será juzgada de nuevo el próximo día 28 de noviembre, a partir de las 11.15 horas a causa de un supuesto delito de estafa, por el que el ministerio fiscal propone una pena de cuatro meses de prisión para ella.


De acuerdo al escrito de los hechos que presenta el ministerio público, un varón no identificado al que ella conocía se presentó en un domicilio de una localidad de la provincia y se hizo pasar por empleado de la oficina técnica de la luz de Castilla y León comentando a la víctima que tenía que colocarle un limitador de la luz para evitar que se pudiera provocar un incendio. El propietario del inmueble realizó la instalación del operativo y pidió que le pagaran 800 euros por este trabajo. La víctima de la estafa aportó 75 euros en metálico y un cheque al portador por el resto.

 

El varón se concertó con la acusada para cobrar el cheque de forma ilícita, si bien no consiguió su propósito porque el hijo del propietario de la casa llamó a la entidad para que procedieran a anular el cheque expedido. Pese a esta actuación, los sospechosos llamaron desde una cabina de la plaza de Santo Domingo de la capital leonesa para que se hicieron las gestiones oportunas y se pudiera cobrar el cheque, objetivo que no consiguieron.

 

Los anteriores hechos relatados dentro de la instrucción del caso son constitutivos de un delito de receptación, según el escrito del Ministerio Fiscal. De acuerdo a esta calificación, lña Fiscalía solicita una pena de cuatro meses de prisión.

La condenada por el crimen del Crucero es acusada por estafa