viernes. 12.08.2022
                      El edificio hace esquina entre el número 11 de Laureano Díez Canseco y el 8 de Hermanos Machado. RAMIRO
El edificio hace esquina entre el número 11 de Laureano Díez Canseco y el 8 de Hermanos Machado. RAMIRO

Estaba marcado para la piqueta. El desalojo de los okupas a finales de noviembre de 2019, tras el alto riesgo de derrumbre decretado por los técnicos, activó un expediente de declaración de ruina que lo sentenciaba a convertirse en un solar, después de años de quejas de los vecinos del barrio por la insalubridad, los problemas y el peligro de que se viniera abajo a pedazos con parte del tejado hundido, filtraciones de agua y humedades. Pero, con el descontador de tiempo puesto en marcha por el Ayuntamiento de León, el edificio situado en el número 11 de la calle Laureano Diez Canseco, con esquina al número 8 de la Hermanos Machado, en el barrio del Crucero, esquiva la pala de la retroexcavadora. No se tirará sino que gracias al proyecto presentado por los propietarios para rehabilitarlo y distribuir el espacio alumbrará la aparición de 23 viviendas dentro.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de León aprobó esta pasada semana conceder la licencia urbanística para la ejecución de obras de rehabilitación. El permiso llega justo un año después de que el Ayuntamiento declarase el estado de ruina el inmueble, «al encontrarse en una situación de abandono y falta de mantenimiento puesta de manifiesto por los vecinos de la zona», según trasladaron desde el equipo de gobierno.

Frente a esta acción del consistorio, cuando ya parecía irreversible, la propiedad «decidió acometer las obras de rehabilitación del inmueble y evitar su demolición». El freno se activó después de que los dueños solicitaran «la licencia de obras que ahora da un horizonte al inmueble.

El proyecto presentado por los propietarios del inmueble firma un presupuesto de ejecución material de 495.332 euros, de acuerdo a lo expuesto en la licenciada aprobada por el Ayuntamiento de León esta pasada semana. En el documento se explicita que la casa, que se encontraba en situación de ruina por el abandono, se reformará para dar cabida a un total de 23 viviendas. El informe detalla que en la planta semisótano se repartirá cuatro pisos, en la planta baja otros tantos y en la primera, segunda y tercera, cinco en cada una de ellas.

Imagen de abandono
Tras el desalojo por riesgo de derrumbre en 2019, los vecinos del barrio habían reclamado que se actuara

Los titulares pueden comenzar de manera inmediata con los trabajos para rehabilitar el edificio. La reforma hará que se qute la cruz a un inmueble que los vecinos del barrio del Crucero marcaban como una de las referencias de la ruina y el abandono de la zona.

De condenado a la piqueta a promoción de 23 viviendas
Comentarios