sábado 21/5/22
Vehículo de la Policía Local. RAMIRO
Vehículo de la Policía Local. RAMIRO

La Policía Local del Ayuntamiento de León interceptó ayer, domingo, a un conductor que intentaba ausentarse del lugar de un siniestro vial en la calle San Guillermo después de haber sido causante de daños en otro vehículo.

Los agentes le localizaron en la calle San Juan y comprobaron que se encontraba bajo los efectos del alcohol tras dar un resultado positivo en la prueba de alcoholemia y abrieron diligencias contra él. 

Por otro lado, durante la jornada del sábado, a la una de la madrugada, la Policía Local tramitó diligencias contra un conductor por superar el consumo de alcohol tras arrojar en la prueba un resultado de 1,06 mg/l. Los agentes pararon a este conductor en un control rutinario que estaba ubicado en la avenida de La Magdalena. 

Cazado un conductor bebido que intentaba escabullirse tras chocar con otro coche