miércoles. 29.06.2022
Agitación en la compañía

Un conflicto accionarial agita Antibióticos tras adquirir Kartesia todo el capital social

El fondo británico ejecuta la opción de control del 49% de los títulos de la compañía, en manos de ADL Bionatur

Antibióticos regresa a un estadio de agitación que parecía desterrado del horizonte de la compañía, desde que hace más de seis años superó un periodo de quiebra. Aquella estabilidad que siguió al rescate por parte de Black Toro está disuelta hoy en medio de una tormenta accionarial que se desató al ejecutar el fondo Kartesia una opción para adquirir el 49% de las acciones que estaban aún en manos de los anteriores propietarios, y tomar así el control total del capital social, por el precio de 1 euro.

Este proceso sale a la luz en notificaciones remitidas al Mercado Alternativo Bursátil, donde cotiza la compañía leonesa a través de la sociedad matriz de ADL Bionatur, que la absorbió después de varias alianzas empresariales. Kartesia Secutities informó la pasada semana sobre la cesión de su posición contractual a su sociedad filial Kartesia IV Topco; y de cómo se ejecutó el ejercicio de la opción de compra de conformidad con la cláusula 6.3 del contrato, «que establece un precio de ejercicio de 1 euro por la adquisición del 49% restante de Antibióticos de León, S.L., y prevé el cierre de la compraventa de las participaciones el día 22 de febrero».

ADL Bionatur, a través de Jaime Feced, presidente del Consejo no tardó en anunciar su disconformidad con el procedimiento, además de su reserva de acciones legales. Este es el escenario de fricción por la representación accionarial de la compañía, que acaba de superar un conflicto laboral que terminó con el despido de casi un tercio de la plantilla plantado como respuesta a situación financiera «insostenible».

La hipoteca
La empresa llegó a finales de año con una deuda de 69 millones de euros, que atenaza su futuro

Después de un mes de negociaciones, Antibióticos de León logró cerrar antes de final de año un acuerdo con el comité de empresa para resolver la primera crisis laboral bajo el control accionarial de Kartesia: un Ere que afectó a 67 empleados (39 de ellos, se sumaron de forma voluntaria) y una expediente de regulación de empleo de un año para 20 trabajadores.

Nueva gestión

Esa fue la primera de las decisiones laborales adoptadas por el fondo Kartesia, nada más asumir el control accionarial de la compañía, con el 51 por ciento, que ahora va a extender hasta el cien por cien, según el planteamiento expuesto.

Las diferencias entre los dos bloques empresariales conduce a recordar la razón por la que Kartesia desembarcó en Antibióticos: el potente fondo de inversión llegó a la factoría leonesa porque concedió a los anteriores gestores de la empresa, con el control de Black Toro, un crédito de veinticinco millones de euros, a un interés del Euribor + 12.

Despidos
El primer recorte laboral que afrontó Kartesia supone un coste de tres millones de euros

Ese fue el lance inicial de una relación que luego se amplió con nuevos acuerdos de inversión; alguno de ellos, incumplidos, a tenor de los movimientos del fondo británico, que con el objeto de recuperar el dinero aceleró los plazos para ponerse al frente de la gestión. El plan es reducir la deuda de la empresa, que a finales del año 2020 alcanzaba la cifra de 69 millones de euros; esa cuantía es uno de los motivos que llevó a emprender la salida de adelgazar la plantilla, tal y como explicaron los nuevos gestores a los empleados y se esgrime entre las razones del despido a los afectados.

La recomposición resulta algo más complicada; Antibióticos de León ha girado en este tiempo que sucedió al rescate tras la quiebra y el concurso de acreedores el foco del negocio; del sector farmacéutico al ámbito de los productos para la elaboración de alimentos funcionales; más diversificado y activo, pero menos rentable que la química.

Kartesia, para intentar devolver la empresa al camino de la rentabilidad, se ha dejado tres millones de euros como coste para reducir la plantilla.

Un conflicto accionarial agita Antibióticos tras adquirir Kartesia todo el capital social
Comentarios