viernes. 07.10.2022
El plan propone rotular en llionés y castellano los títulos y subtítulos de los documentos no oficiales del Ayuntamiento. JESÚS F. SALVADORES
El plan propone rotular en llionés y castellano los títulos y subtítulos de los documentos no oficiales del Ayuntamiento. JESÚS F. SALVADORES

La moción quedó aparcada en julio, pero ahora llega al Pleno. El plan del concejal que se presentó a las elecciones por Podemos-Equo, Nicanor Pastrana, para «rotular en castellano y en llionés los titulos y los subtítulos de todos los documentos no oficiales del Ayuntamiento de León, así como en los distintos soportes de difusión o información municipales» ya tiene coste.

De acuerdo al documento elaborado por el departamento de Recursos Humanos, la factura quedaría en 123.016,66 euros al año, a razón de tres nóminas: una para un técnico de la administración general, con un sueldo de 55.643,91 euros, y dos administrativos, que tendrían un coste de 36.916,60 y 30.453,15 euros.

El informe de «cuantificación económica» se añade a la moción presentada por el concejal de Podemos. El texto se debatió esta semana en la comisión informativa, donde contó con el apoyo del PSOE y la UPL, que votaron a favor, y la abstención del PP y Cs.

Todos cuestionaron el coste e, incluso, los populares y los leonesistas llegaron a apuntar que había técnicos en la casa con capacidad o podía resolverse con un contrato menor externo. Al margen de la factura, el documento reseña que «la doble rotulación, en castellano y en llionés», se propone para los «títulos y subtítulos de todos los documentos no oficiales del Ayuntamiento de León».

Se entiende como tales a «aquellos que no requieran la firma de empleados públicos o cargos políticos del Ayuntamiento, ni sean producto literal de acuerdo de cualquiera de sus órganos colegiados o unipersonales de decisión», como se apostilla en el texto, en el que se abunda en que «se rotularán así mismo en castellano y en llionés los distintos soportes de información o difusión municipales».

La moción insiste en que «el fin» se centra en «preservar y promover el patrimonio lingüístico llionés, parte esencial de la identidad llionesa».

El acuerdo recoge que se busca «preservar, promover y fortalecer el acervo y la identidad cultural leonesa», a la vez que «se trata de responder de una forma práctica al artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León que establece que el leonés será objeto de protección específica por parte de las instituciones por su particular valor dentro del patrimonio lingüístico de la comunidad».

Subtitular en llionés documentos del Ayuntamiento costaría 123.000 € al año
Comentarios