martes. 29.11.2022

Una constante corriente que sigue secando acuíferos, arroyos, manantiales y fuentes de la montaña leonesa —con daños constatados desde 2006 hasta el momento— en los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón. La queja ha llegado a la Comisión Europea de la mano de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores, juntas vecinales de Casares de Arbas, Ventosilla, San Martín de la Tercia, Pobladura de la Tercia, Viadandos de Arbas, Cubillas de Arbas, la Asociación Cultural, Ecologista y Recreativa de la Tercia y Arbas (Lacerta) y la Asociación de Vecinos de Campomanes, a la que posteriormente se sumó el Ayuntamiento asturiano de Pola de Lena. Las fugas de agua permanentes, remarca su abogado, generan en la zona «un grave problema de inseguridad hídrica en las poblaciones, que no tienen garantía de suministro en caso de que llegue una sequía prolongada, además del daño ambiental».

Continua corriente hacia el Principado