domingo 29/5/22

Los últimos datos del cómputo anual de contrataciones realizadas por las empresas de la provincia a jóvenes menores de 30 años refleja claramente la pérdida de oportunidades laborales de este sector de la población. Es cierto que en 2020 la pandemia castigó al empleo en general, pero también lo hizo al más joven en particular, para ahondar en su situación de precariedad y escasas perspectivas de futuro.

Según Empleo en 2007 el 46,14% de los contratos se realizaban a los más jóvenes. Tampoco hay que olvidar que son los que tienen una mayor tasa de rotación, contratos más precarios marcados por una temporalidad preocupante. Pero, en esas mismas condiciones, los contratos realizados a los jóvenes en la provincia fueron el año pasado apenas un 30% del total.

Con datos del año pasado, las empresas leonesas firmaron 30.739 contratos menos a jóvenes que en 2007. Y contrataron a 17.707 personas menos en este tramo de edad. Un empleo marcado además por una precariedad mayor que la del conjunto de las contrataciones: menos del 10% de los acuerdos son indefinidos. Y el índice de rotación (el número de contratos que firman al año) sigue creciendo.

La contratación baja del 46% de 2007 al 30% del año pasado
Comentarios