domingo. 27.11.2022
Bus unificado

El contrato de León con Alesa bloquea hasta final de 2021 el transporte metropolitano

La concesionaria cuenta con un cláusula que ataría al Ayuntamiento de la capital 10 años más si lo mancomuna antes
Los autobuses rojos, municipales, y los azules, no se unificarán todavía. JESÚS F. SALVADORES

Sí, pero no ahora. La constitución de un servicio de transporte unificado en León y su área metropolitana tendrá que esperar como mínimo hasta diciembre de 2021. El plazo responde al vencimiento del actual contrato que mantiene ligado al Ayuntamiento de la capital leonesa con la concesionaria Alesa, filial de Alsa: un compromiso en el que se fija que, si durante la vigencia del acuerdo se constituyera una mancomunidad en la que se incluyese esta prestación entre sus competencias, el consistorio se ataría de manera automática durante 10 años más a la mercantil. No tienen ninguna intención de caer en esta cláusula la administración municipal, que cada año tiene que asumir un déficit de 4,2 millones de euros, que llegó a ser de hasta 6,3 millones en 2011, por la diferencia entre la factura que pasa la empresa y el billetaje que se obtiene.

Como consecuencia, los estatutos de la nueva mancomunidad de interés general, que se constituye junto a Chozas de Abajo, Cuadros, San Andrés, Santovenia de la Valdoncina, Sariegos, Valverde de la Virgen y Villaquilambre, dejarán hasta entonces fuera el epígrafe correspondiente a la creación de un bus unificado. Ni siquiera se optará por apuntar una disposición transitoria en la que se excluye el objeto «hasta que finalice el contrato existente entre el Ayuntamiento de León y la empresa Alesa», como se había propuesto en el borrador avanzado en marzo. La última reunión sirvió para que los representantes del Ayuntamiento de León hicieran valer ante el resto de consistorios la necesidad de cerrar todas las puertas a la posibilidad jurídica de que se active la prórroga automática por 10 años para beneficio de Alesa.

Sin coordinación

El objetivo es negociar a partir de entonces un solo contrato unificado con la Junta que optimice líneas

El acuerdo de todos los ayuntamientos, con la única abstención de San Andrés del Rabanedo pese a que todos mostraron sus molestias por el retraso del servicio unificado, bloquea las alegaciones presentadas. Entre ellas se registran las presentadas por la mercantil Alesa. La empresa reclama que se incluya entre las competencias de la mancomunidad el servicio. «Mi representada desconoce qué motiva la diferencia conceptual, no menor, entre Valladolid y su alfoz y León y su alfoz, cuando las circunstancias sociales, demográficas, territoriales y urbanísticas que incentivan la constitución de mancomunidades de interés general en ambos casos son las mismas y es reconocido que el transporte es un sector estratégico básico para el desarrollo de la economía, no sólo como garantía de la movilidad de los ciudadanos, sino como herramienta básica para incrementar la productividad de los sectores productivos».

Acuerdo cerrado

Los ayuntamientos del área metropolitana deben esperar al vencimiento pese a sus reclamaciones

Aunque sin citar la cláusula que les beneficiaría, los representantes de Alesa subrayan que «la realidad de los servicios de transporte actuales muestra un solapamiento evidente entre servicios urbanos e interurbanos que discurren por los municipios integrados en la mancomunidad». Esta situación «aconseja encarecidamente, en mor del principio de eficiencia y coordinación y valiéndose del instrumento de la mancomunidad, que exista una gestión única que posibilite las eficiencias operativas y de servicio que redunden en un transporte de calidad», una «mejor conectividad» y que evite «ineficiencias por causa de la no siempre posible coordinación entre administraciones públicas».

La referencia alude a la Junta, que tiene adjudicado el transporte interurbano —los buses azules— a Iniciativas Concesionales SLU, otra filial de Alsa, con la que se solapan líneas. El contrato está ya prorrogado. León admite que ya hay conversaciones con la administración autonómica para sacar un contrato conjunto, como reconoció ya a finales de noviembre el consejero de Fomento y Medio Ambiente. Juan Carlos Suárez-Quiñones admitió que la falta de coordinación «podrá ser corregida tras la extinción de las concesiones vigentes». A este compromiso se agarran los municipios del área metropolitana para contar de una vez con un servicio eficiente.

El contrato de León con Alesa bloquea hasta final de 2021 el transporte metropolitano