miércoles. 01.02.2023

No hay ejemplos entre la alta velocidad ferroviaria como la vía única que acerca el AVE a León. Lo más próximo es una solución en que se dio entre Zaragoza y Huesca, en un trazado que no admite comparación con el corredor que debe conectar Madrid y Asturias. Ese trecho aragonés se controla con el sistema Asfa (acrónimo de Anuncio de Señales y Frenado Automático) que limita la velocidad máxima a 200 kilómetros por hora; muy por debajo del techo fijado para el tramo. Otra de las peculiaridades de la vía única es que no se ha dado el caso de que en este despliegue se llegue a aplicar el ERTMS, diseñado para garantizar la seguridad en cruces de convoyes en circulación en condiciones de alta velocidad.

Controlado en Asfa y limitado a 200 kilómetros por hora
Comentarios