domingo 28/2/21
Tráfico

La Copona tiene el tramo de carretera más vigilado de León

El trecho de control llegó a superar las setenta sanciones diarias
Detalle de uno de los postes de entrada al radar de tramo, con la nueva cámara ya fijada. MARCIANO PÉREZ

Nuevas herramientas controlan uno de los puntos negros que más siniestros acumulan en las carreteras de la provincia leonesa; tan siniestro que su historial obligó a disponer una vigilancia especial en este trecho próximo a la capital leonesa, donde desde hace más de un año opera un sistema de control de velocidad de tramo.

Ese paréntesis de control de la N-630, que abarca el trecho entre los puntos kilométricos 132 a 137, estrenó ayer nuevas cámaras, dispositivos de última generación capaces de captar la circulación en los dos sentidos. Se mejora así la eficiencia del sistema aplicado hasta la fecha, desde que entró en servicio el plan de control de velocidad en este punto, llamado a bajar la alta incidencia de accidentes registrados en la zona.

Mejor control

El radar de tramo de la carretera a Asturias renueva el sistema tras más de un año en servicio

El radar de la carretera de Asturias, localizado en torno al paraje denominado de La Copona, se destacó en los primeros meses de vida como uno con los mayores niveles de rendimiento en la provincia leonesa, por haber superado medias de setenta denuncias diarias, tras localizar otras tantas infracciones entre la circulación de esta vía, elemental para las comunicaciones con el valle del Bernesga, la montaña central y el principado de Asturias.

Desde el otoño de 2019, en este punto se localiza el tercero de los radares de tramo que se han aplicado en la provincia de León para vigilar la velocidad del tráfico; los otros dos están ubicados en la AP-66, para sujetar el tránsito a través del túnel de Barrios de Luna, y en la N-120, en las proximidades del polígono de Villadangos, y tras la secuencia de travesías urbanas por las que discurre la carretera nacional.

El registro de sanciones diarias que llegó a recoger el radar de tramo en la N-630 lo elevó como uno de los más activos de la red nacional, y de la relación del resto del pais de estos dispositivos. Con el paso del tiempo, esa incidencia de sanciones perdió cuerpo.

La implantación de este radar se decisión de acuerdo con los parámetros que imponen su gestión; los niveles de siniestralidad en la zona, plagada de incidencias por accidentes. Las nuevas cámaras refuerzan ese dispositivo de control.

La Copona tiene el tramo de carretera más vigilado de León