domingo. 02.10.2022
Corazón de papón, alma de abad

Muere Juan Miguel Díez Alija, regidor honorario de Angustias y Santo Tomás de Canterbury

Fallece Juan Miguel Díez Alija, regidor honorario de Angustias y Santo Tomás de Canterbury
undefined
Juan Miguel Díez Alija. DL

Tiene un rito precioso el Domingo de Ramos. A la caída de la tarde, cuando Nuestro Señor Jesús de la Redención vislumbra la puerta de Las Carbajalas y la Agrupación Musical del Dulce Nombre de Jesús Nazareno interpreta 'Jesús del Prendimiento'. Inenarrable ese instante.

Cuando este año de regreso a la calle en procesión suene el solo de corneta que forja la cúspide de esa marcha, las notas irán dedicadas a un padre, un papón de los de verdad, de los de toda la vida, para el que hinchará los pulmones de energía y sentimiento su hijo, el director de la AM de JHS, intérprete tradicional de ese instante único.

Se fue Juan Miguel Díez Alija, abad honorario de las cofradías de Nuestra Señora de Angustias y Soledad y Santo Tomás de Canterbury, bracero honorario de las cofradías de Minerva y Vera Cruz y del Dulce Nombre de Jesús Nazareno y hermano de la Cofradía de Ánimas de San Martín. Se fue con él una forma de entender la vida a estilo papón,

De su mano, Angustias abrió la puertas de la puja a las mujeres. Se creó también en 1992 la Agrupación Musical de Angustias y Soledad. Conocido por su relación familiar con la Imprenta Saturnino, en los últimos años pujaba en la mañana del Viernes Santo 'La Coronación'. Eso era una semana. Para él, las cofradías lo eran todo durante el resto del año.

Deja huérfanos a sus hijos y a todos aquellos que le querían como a un padre. Pero descansa en paz. Porque de bondad llenó toda su vida. Su esposa Marisol adecentará una túnica menos este año. El Altísimo tendrá un acompañante más para presenciar el regreso del Santo Entierro desde arriba.

Muere Juan Miguel Díez Alija, regidor honorario de Angustias y Santo Tomás de Canterbury
Comentarios