lunes 21.10.2019
LA LUCHA CONTRA EL OLVIDO ■ HOMENAJE

Covite exige recordar a los leoneses muertos por ETA

Coloca 62 placas en las calles de Bilbao y San Sebastián en su honor.
Covite exige recordar a los leoneses muertos por ETA

dl | redacción

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) colocó la pasada madrugada 62 placas clandestinas en Bilbao y en San Sebastián en los lugares donde fueron asesinadas 86 personas a causa del terrorismo.

Con esta acción de activismo pacífico, encuadrada en la campaña «Una víctima, una placa», COVITE desafía a los Ayuntamientos de ambas ciudades vascas, que se habían negado hasta ahora a cumplir con su compromiso de recordar a las víctimas, y cumple con la desde el inicio de su campaña, cuando desde el Colectivo advirtieron que «si las instituciones no recuerdan a las víctimas, lo haremos nosotros».

En el caso de León, son los nombres de los policías nacionales José Ángel Álvarez Suárez y Dionisio Villadangos Calvo, el inspector José Antonio Álvarez Díez y el chófer del empresario vasco Joaquín Aperribay, Gregorio Caño García. Todos ellos murieron en las calles del casco viejo donostiarra y la zona de la Concha entre 1980 y 1989.

En Bilbao, miembros de Covite colocaron por primera vez de forma masiva 48 placas en memoria de los 62 asesinados por el terrorismo en la capital vizcaína.

TAMBIÉN LOS GAL

Entre las víctimas recordadas hay 58 asesinados por ETA, tres por la Triple AAA y uno por los GAL. El pasado mes de diciembre COVITE ya reclamó al Ayuntamiento que cumpliera con el compromiso adquirido en 2014 por el anterior alcalde, Ibon Areso, para colocar las placas en memoria de las víctimas. Sin embargo, su sucesor en la alcaldía, Juan Mari Aburto, ha evitado poner las insignias e incluso el pasado diciembre advirtió a Covite de que las quitaría si el Colectivo las colocaba. «Evitar recordar a las víctimas en los lugares donde fueron asesinados es un intento de evitar que buena parte de la ciudadanía se ponga ante el espejo de lo que ocurrió y se pregunte qué hacía mientras el terrorismo asesinaba, y no lo vamos a permitir», señalan desde Covite.

San Sebastián ha sido el otro escenario donde Covite ha colocado 14 placas en los lugares donde ETA cometió 24 asesinatos. En la capital guipuzcoana el Colectivo ya había colocado en mayo de 2015 placas en memoria de los 96 asesinados y que, con contadas excepciones, apenas duraron horas o días colocadas.

ACUERDO

El Ayuntamiento donostiarra, liderado por Eneko Goia, aseguró que cumpliría con el acuerdo alcanzado en pleno y colocaría las placas siempre que las familias estuvieran de acuerdo. Ante la inacción del Consistorio, Covite ha recabado el apoyo de familias pertenecientes al colectivo, que han autorizado la colocación de las placas que recuerdan a sus parientes asesinados. Entre las insignias colocadas se encuentran la de Miguel Paredes y Elena Moreno, que ha sido retirada en tres ocasiones y que ha vuelto a colocar una de sus hijas, Tamara. También está la de Gregorio Ordóñez, que apenas permaneció intacta apenas unas horas.

Covite exige recordar a los leoneses muertos por ETA