jueves 20.02.2020
Circulación

Crece el caos en el cruce de La Granja que el Ayuntamiento renunció a soterrar

El equipo de gobierno de Gutiérrez se plegó en 2015 a cambiar la actuación por una rotonda
Imagen del cruce de La Granja ayer a primera hora de la mañana, uno de los picos de circulación por los horarios de trabajo. RAMIRO
Imagen del cruce de La Granja ayer a primera hora de la mañana, uno de los picos de circulación por los horarios de trabajo. RAMIRO

Iba a ser una circunvalación, como las que funcionan en otras ciudades, pero se quedó en una ronda con glorietas. El resultado queda visible más de tres años después de su estreno. El cambio de la regulación semafórica por un sistema de rotondas no ha acabado con los problemas del tráfico en el cruce de La Granja. Menos aún con la entrada en funcionamiento del área comercial del entorno de La Candamia y el horizonte de apertura en poco más de doce meses del nuevo sector urbanístico aledaño en el que se instalará el parque comercial Reino de León, que tiene como banderas de enganche a Decathlon y Leroy Merlin. Cinco años después de que el equipo de gobierno municipal liderado por Emilio Gutiérrez se plegara al Gobierno para no soterrar la intersección, la zona reproduce todos los inconvenientes que ya existían, pero con la factura añadida de 1,4 millones de euros gastados en este punto y la salida de los Hospitales para que sigan colapsadas en las horas punta de circulación.

Barato para Fomento
Soterrar costaba 4,5 M¤, mientras que la rotonda, junto a la de Hospitales, se facturó sólo en 1,4 M€

El proyecto nació del programa socialista presentado a las elecciones de 2007. Entonces, con Rodríguez Zapatero en el Gobierno, el gobierno municipal publicitó el plan para eliminar las intersecciones del Hospital, Villaobispo, La Granja y Carrefour con pasos inferiores, además de unir las rondas Este y Sur mediante un nuevo puente que sobrevolaría el Torío para llegar hasta el alto del Portillo. La idea sólo se materializó en el paso de Villaobispo. En La Granja y Hospitales tan sólo encontró papel oficial con la adjudicación de la redacción del proyecto, en noviembre de 2007, con una factura de 394.024 euros. Pese a que la empresa encargada lo entregó antes del medio año fijado en contrato, el Ejecutivo central lo mantuvo guardado en un cajón casi dos años hasta que en mayo de 2010 aprobó de manera definitiva los proyectos de construcción.

DGT León 2020: ojo a las novedades en carretera. Consúltalas todas

 

No fueron a más. Sin que Zapatero adjudicara las obras, que se estimaban en 4,5 millones por el soterramiento de cada cruce, cerca de 9 millones en total, el cambio de Gobierno del PP enquistó la situación. El Ayuntamiento, como vendió el Ministerio de Fomento, renunció a soterrar las intersecciones a cambio de que se hicieran las rotondas, cuyo coste quedó en 1,4 millones. La entonces concejala de Urbanismo, Belén Martín Granizo, se excusó en que era una solución «transitoria» mientras que «se superaba la crítica situación económica».

Pegatina DGT: solicítala o lo pagarás este 2020

 

El resultado se ha mantenido, a pesar de que en diciembre de 2016, ya en el siguiente mandato, apenas dos meses después de estrenarse las glorietas, el Pleno del consistorio aprobó por unanimidad reclamar a Fomento que soterrara las intersecciones. Pero con la inversión ya hecha en la nueva infraestructura, el ministerio hizo oídos sordos.

Radares Velolaser en León: dónde se sitúan estos mini radares

Crece el caos en el cruce de La Granja que el Ayuntamiento renunció a soterrar