martes 27/10/20

Crece la presión de los padres para llevar la jornada continua a los concertados

Los centros deben lidiar con esta corriente y con las numerosas familias que no la quieren
Madres y padres de los Maristas reclamaron en el patio la jornada continua. FERNANDO OTERO

Prorrogar la jornada continua en los colegios es apremiante. Así piensan muchos padres de los centros concertados de León que no entienden como se sigue manteniendo el horario partido de mañana y tarde a pesar de que la pandemia del coronavirus haría «muy necesario» prorrogar el actual horario de septiembre (sólo por las mañanas) al menos hasta finales de año. «Luchamos por una jornada continua porque no queremos exponer a nuestros hijos con dos entradas y salidas diarias del centro», reflexionan padres de los Maristas San José, Agustinos o el Leonés, tres de los siete centros de León que mantienen la docencia de jornada partida. Discípulas, Dominicas, Jesuitas, y Teresianas son otros centros afines a este modelo.

Lo cierto es que ninguno de los centros concertados con jornada de mañana y tarde han abordado el proceso formal requerido por Educación de la Junta para prorrogar el horario de septiembre que concluye el próximo miércoles. La Dirección Provincial de Educación confirmó ayer que en toda la provincia tan sólo uno —el San Ignacio de Ponferrada— había cumplido los trámites previos para que la Junta conceda el cambio. Ese protocolo implica el visto bueno al cambio por parte del Consejo Escolar, la aprobación del claustro y la conformidad de al menos dos tercios del censo de padres.

«El trámite es el mismo que el ordinario pero en la situación actual se resolvería por la vía de urgencia lo más rápidamente posible. Pero antes es preciso llevar a cabo este trámite, no sirve con remitir un escrito. Los colegios son autónomos, la Dirección Provincial no impediría este cambio», precisan desde la Junta.

Esto explicaría porque la Junta no ha contestado a colegios como Maristas San José que enviaron un escrito apremiando la autorización para prolongar la jornada de mañana, como confirmó su director, Javier García Calleja. «No queremos cambiar como centro la manera tradicional de trabajar pero en esta situación de emergencia puede ser la mejor opción Lo hemos solicitado por escrito pero la Junta no nos ha contestado».

Los Agustinos es el centro donde el debate está candente. «Le hemos pedido a la dirección que, como medida extraordinaria, se facilite prolongar el horario de mañana durante esta situación pero no acceden». El director del colegio, Valentín Lorenzana, recalcó que la jornada partida «es una opcion de hace muchos años del colegio, pedagógicamente creemos que es mejor para los alumnos y hay muchas familias a las que les haríamos un flaco favor porque escogieron este centro por la jornada continua».

Sus palabras inciden en la otra vertiente de esta historia: la de las familias (un número nada desdeñable) que básicamente por razones de conciliación no desean el cambio de modelo. Son esas dos sensibilidades con las que deben ‘jugar’ los centros.

Por otra parte, el PSOE reclamó ayer flexibilidad a la Junta para que permita la jornada continua en los centros que lo reclamen.

Crece la presión de los padres para llevar la jornada continua a los concertados