lunes. 15.08.2022

La Tomografía Axial Computerizada, más conocida como TAC, TC o escáner, es una de las pruebas que los médicos utilizan para ver el interior del cuerpo. Es una sistema emparentado con la radiología (que popularmente llamamos radiografía) y también utiliza radiaciones ionizantes (los rayos X).

La máquina permite una suma de muchas radiografías a la vez que se hacen desde diferentes ángulos para obtener una imagen más amplia y detallada del cuerpo en busca de fracturas, detección de cáncer, coágulos de sangre dentro de los órganos del cuerpo, hemorragias internas o problemas del corazón.

Pese a la importancia de esta técnica de diagnóstico, 370 enfermos aplazaron su prueba en el periodo de abril a junio, casi un centenar más que de enero a marzo.

También son significativos los 1.266 usuarios que rechazaron la fecha de la ecografía que tenían asignada, aunque esta prueba es más sencilla y se utiliza para el diagnóstico de dolencias menos graves. Permite ver el útero y los ovarios durante el embarazo, controlar la salud de un bebé en desarrollo, diagnosticar enfermedades de la vesícula o evaluar el flujo sanguíneo, entre otros. Con el TAC la recopilación de datos es mayor y se puede ver mejor el órgano e incluso detectar problemas complejos.

Crecen las renuncias de los usuarios a someterse a una tomografía