lunes. 28.11.2022
Obras

La crisis no frena que el Ayuntamiento ya proyecte la reurbanización de Santo Domingo

Diez encarga a los técnicos el plan para quitar la glorieta, reordenar los buses y conectar Ordoño con el casco histórico
Santo Domingo ganará una plaza y perderá la glorieta. RAMIRO

Después de estrenar la peatonalización de Ordoño II, el Ayuntamiento encara ya la reurbanización de la plaza de Santo Domingo. El equipo de gobierno ha encargado a los técnicos municipales que comiencen a proyectar la intervención en el centro neurálgico de la ciudad que se frenó en el verano de 2010 en paralelo a la paralización de los trabajos de ejecución del tranvía en el primer tramo de la avenida Padre Isla. Pese a la situación de crisis, que ya motivó las críticas de la actuación en el céntrico vial, el alcalde confirma que el objetivo pasa por que la reforma se acometa «antes de que finalice este mandato».

Sin acotar cuándo estará el proyecto, Diez sí que incide en que espera «presentar en los próximos meses algún tipo de proyecto que de alguna manera conlleve una reordenación de este sector», aunque por el momento depende del trabajo de los profesionales de las área de Desarrollo Urbano y Movilidad. No se parte de cero, sino que se cuenta con los estudios que se hicieron en día para la reurbanización completa de la plaza asociados al tranvía. La obra encalló entonces en los juzgados de lo contencioso administrativo de León, que paralizó de manera cautelar los trabajos. Pese a que con posterioridad el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ratificó la validez del proyecto, el equipo de gobierno del PSOE y la UPL que gobernaba entonces el consistorio ya había decidido reasignar el presupuesto entre otras intervenciones en el municipio.

santodomingog1

Ahora, Diez lo rescata para dar continuidad a la peatonalización de Ordoño II hacia el casco histórico. Los planos de entonces se afinarán con lo que aporte la revisión del Plan de Movilidad, que «también puede afectar a otras vías del centro ciudad». «Cuando tengamos eso un poco despejado presentaremos, si lo consideramos oportuno, el proyecto para intentar humanizar mucho más esa parte de la ciudad», apunta el alcalde, quien admite que son «conscientes de que no es posible cerrarlo al 100% al tráfico, pero sí «una nueva ordenación de los espacios, tanto para la movilidad de los vehículos que tendrán que seguir transitando por este eje como para ganar espacio para los ciudadanos». A la espera de los matices, el regidor admite que «la lógica indica que hay que seguir manteniendo el eje longitudinal de Independencia para conectar con Padre Isla y Gran Vía de San Marcos», además de que «desde la avenida Ramón y Cajal se puedan realizar los movimientos actuales». Como consecuencia, se ganaría un área peatonal hacia la zona de Pallarés, donde el anterior proyecto dibujaba la recolocación de una fuente de menores dimensiones.

Sin «cuantía enorme»
Diez espera presentar el plan «en los próximos meses» y que se ejecute antes de final de mandato

La vuelta a un gran área sin glorieta, similar a la que había en los años 30, cuando se llamaba plaza de la Libertad, conllevará de manera «fundamental sacar el transporte público de esta zona» Santo Domingo, reseña Diez, quien incide en que «se ha convertido básicamente en una zona de estación de autobuses», por la que pasan hasta 8 de las 14 líneas urbanas y todas las interurbanas. El Ayuntamiento tiene claro que es necesario «buscar unas nuevas ubicaciones para que esos tipos de regulación, que no están en la parada sino a la regulación», se realicen «en otros puntos próximos de la ciudad».

El regidor insiste en que «son proyectos que no tienen tampoco una entidad enorme, ni siquiera por su cuantía, pero sí que requieren una ordenación lo más adecuada posible los movimientos tanto del tráfico, que siga existiendo, como de los posibles usos de los espacios ganador para ciudadano».

La crisis no frena que el Ayuntamiento ya proyecte la reurbanización de Santo Domingo
Comentarios