martes 29/9/20

Cruce de acusaciones entre Montero y Casado por «la confiscación»

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afeó al PP que «critique» el acuerdo sobre el uso de los remanentes y no proponga alternativas, y todo porque «intenta desgastar al Ejecutivo central». Montero defendió que se trata de un acuerdo «beneficioso para ambas partes» y pidió al PP que deje de intentar hacer de este asunto una reivindicación.

Así, se preguntó «¿dónde estaba el PP durante una década en la que los ayuntamientos no han podido utilizar estos remanentes? Yo no he escuchado a ningún alcalde del PP durante ese periodo, también en momento de crisis, reivindicar al Gobierno de España la posibilidad de utilizarlos».

En opinión de la ministra, «no es de recibo que cuando un Gobierno se compromete, mueve ficha y pone una propuesta encima de la mesa, que será mejorable o discutible, para que los ayuntamientos puedan ser partícipes de la recuperación económica, de los fondos europeos y, por otra parte, utilizar de sus remanente, solo se escuchan críticas no constructivas, no plantea ninguna alternativa».

Por eso, cree que la postura contraria del PP al acuerdo responde que «el PP lleva, desde la investidura, intentado desgastar al Gobierno con cualquier cuestión, lleve o no lleve razón, cuando de lo que se trata no es de apoyar al Gobierno, sino apoyar al municipalismo, que tiene un papel impresionante que desarrollar durante estos periodos, pues es la administración más cercana al ciudadano».

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, advirtió que su formación no va a permitir que el Gobierno «confisque 5.000 millones de euros a los ayuntamientos». «No se puede permitir esta medida porque se haya gestionado mal, y ahora el Gobierno sólo dependa de las ayudas del exterior y de lo que han ahorrado los demás».

Por ello, defendió que los remanentes se utilicen para las demandas que tienen los vecinos y valoró la labor de los consistorios que han «gestionado bien» y que han sabido sanear «deudas millonarias» y ahorrar recursos para dedicarlos a aquellos que más lo necesitan, promover el comercio, incentivar el turismo e impulsar medidas de protección.

Cruce de acusaciones entre Montero y Casado por «la confiscación»