lunes. 27.06.2022
Un instante durante la celebración del pleno en el Ayuntamiento de la capital. RAMIRO
Un instante durante la celebración del pleno en el Ayuntamiento de la capital. RAMIRO

La moción para solicitar al Gobierno que León acoja la sede de la Agencia Espacial Española se convirtió en un nuevo debate sobre el marco territorial. Pese a apoyar el acuerdo, tanto el PP como Ciudadanos aprovecharon para atacar a la UPL con el apunte de que la instalación de la incubadora de proyectos aeroespaciales la auspició no sólo el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (Cdti) sino también la Junta. 

El concejal de Cs Antonio Pérez incidió en que “está muy bien pedir que vengan empresas e instituciones, pero el primer trabajo es crear unas condiciones de contorno que hagan atractivo nuestro municipio, o mejor nuestra provincia, para que empresas e instituciones quieran asentarse aquí”. “Ese marco comienza por crear estabilidad y la permanente demanda de la autonomía leonesa no contribuye para nada a crear esa sensación de estabilidad entre los inversores. Para ejemplo, lo ocurrido con los nacionalistas catalanes”, criticó el edil naranja, quien abundó en que para que “nos vean como un lugar atractivo”. Para lograrlo, detalló, se “requiere estabilidad, requiere de planteamientos valientes a largo plazo consensuados entre todos, que atraigan población a nuestra ciudad, requiere de colaborar con nuestro gran polo de innovación que puede llegar a ser la universidad y a la que esta corporación en su conjunto le han dado la espalda, requiere de pensar en un marco fiscal apetecible, requiere de una clase política que quiera facilitar la inversión, lo que no significa incentivar artificialmente proyectos mediante subvenciones”. 

Al ataque se apuntó el PP. El concejal José Manuel Frade cuestionó que los leonesistas se hubieran “olvidado” en su moción del papel Fe la Junta y recalcó que “nunca se puso en duda que se instalaría en el Parque Tecnológico de León”.  “Lo sé porque intervine yo”, apostilló el edil, que forma parte de la dirección de las instalaciones. “Nos hemos callado demasiadas cosas porque parece molestar que se instalen cosas en Leon y que quiten el encaje victimista”, sentenció. 

La respuesta la aportó el portavoz de la UPL. Eduardo López Sendino admitió que la Junta ha participado, pero recordó que en el plan de la administración autonómica se hace constar que se pueden derivar proyectos a otras instalaciones como el Parque Tecnológico de Boecillo. “Lo que se trae a León se hace a medias y lo que se lleva a Valladolid se queda en Valladolid”, ajustó el edil leonesista. 

López Sendino contestó además a Ciudadanos. El concejal leonesista les retó a “aclarar qué trajeron para León en estos dos años y medio”. “Eran los guays del Paraguay y no eliminaron los chiringuitos como dijeron que iban a hacer, sino que calentaron los sillones”.

El debate lo cerró el alcalde. José Antonio Diez resumió el apoyo de todos los grupos y reseñó que la incubadora, pese a que lo auspiciaran entre los organismos del Gobierno y la Junta, quien la ideó fue la Universidad de León.

Cs culpa a las mociones de autonomía de que no vengan empresas
Comentarios