domingo 11/4/21
Sindicatos

CSIF denuncia la agresión a un médico en la cárcel de Villahierro, en Mansilla

Pasarela de acceso al interior de la prisión de Villahierro. MARCIANO PÉREZ
Pasarela de acceso al interior de la prisión de Villahierro. MARCIANO PÉREZ

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este viernes la agresión sufrida ayer por un médico en la cárcel prisión de Mansilla de las Mulas, en León, y exige que el Gobierno reconozca cuanto antes la figura de agente de autoridad para los funcionarios de prisiones.

El sindicato ha recalcado, a través de un comunicado, que esta medida ayudaría a evitar este tipo de agresiones, junto con el reforzamiento de plantillas y de las mejoras de las condiciones laborales.

CSIF ha insistido en que este tipo de agresiones "no pueden salir gratis al interno que las causa", y recalca que, "si en vez de una falta, el incidente se considera un atentado a la autoridad, los presos se pensarán más agredir a un funcionario".

La falta de personal es otro problema serio en el centro penitenciario leonés, donde hay 90 puesto sin cubrir, es decir, el 17% de la plantilla de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), de los que 57 pendientes de cubrir son funcionarios de vigilancia, ha denunciado el CSIF.

Explica que la última agresión en el centro penitenciario la sufrió un médico por parte de un interno "joven y fuerte", de 21 años, que quería ver al facultativo.

Como le dijeron que no era posible, porque estaba fuera de horario de consultas, el preso -conflictivo del módulo 14- se autolesionó en un brazo para ir a la enfermería, donde fue atendido y curado, ha relatado el sindicato.

El interno aprovechó la cura para pedir hablar con el médico, al parecer para solicitar unos fármacos psicotrópicos, pero como le dijo que tenía que respetar el protocolo, solicitar la consulta y esperar, el agresor se puso nervioso y agredió al funcionario, que recibió golpes en la espalda y en la cabeza de manera leve.

Al tratarse de un servicio de guardia de 24 horas, el médico interrumpió su tarea por la mañana, tras la agresión, pero continuó atendiendo a los internos por la tarde.

Precisamente, CSIF también ha denunciado la falta de médicos, ya que solo hay cuatro de una RPT de nueve en la prisión de León.

"La suspensión de las comunicaciones debido a las medidas restrictivas para evitar contagios de la Covid-19 está alterando a los prisioneros, que están más nerviosos y agresivos", ha advertido el CSIF. 

CSIF denuncia la agresión a un médico en la cárcel de Villahierro, en Mansilla