viernes. 02.12.2022
undefined
El alcalde de León, José Antonio Diez. DL

El sueldo le gasta otra broma a Diez. En 2012, tras asaltar el control del grupo municipal del PSOE, asumió la dedicación exclusiva de 44.242 euros brutos, tras quitarle las dos medias que tenían sus compañeras María José García y Catalina Díaz.

Las críticas las saldó con un titular en el que defendía que «ningún cargo debe ganar el doble del salario mínimo» —2.333,4 euros a día de hoy frente a los 4.525,73 euros en 14 pagas que recibe— y avanzaba que «llegado el caso» se bajaría el sueldo.

Lo que hizo fue lanzar una propuesta para que los presupuestos de 2013 del gobierno municipal del PP rebajaran un 25% el sueldo de los políticos y dedicaran ese dinero a «actuaciones para personas en riesgo de exclusión social».

No salió adelante la alegación; tampoco la llevó a cabo cuando se hizo alcalde. A cambio, en esa misma época, avanzó que donaría a organizaciones sociales la parte de su nómina que excediera de 2,5 veces el salario mínimo. Fueron 300 euros que sí acreditó haber dado entonces a Cruz Roja. En otra intentona de apagar con una huida hacia adelante una polémica por la subida de sueldos, que él mismo instó, se inventa la congelación para 10 años. Justo 10 años después de aquello que opinaba de los salarios políticos.

Cuando Diez defendía que «ningún cargo debe cobrar el doble del salario mínimo»
Comentarios