domingo 20/6/21
León tuvo 18 desaparecidos

Cuando sí se encuentra la aguja en el pajar

Hasta 18 desaparecidos llegó a sumar León el año pasado, aunque felizmente en la actualidad solamente se contaban cuatro hasta ayer, que hoy son tres por la aparición de uno de ellos. En cinco casos eran menores, con la alarma social que genera este tipo de sucesos.

La provincia de León registró el año pasado 18 denuncias por desapariciones, cinco de ellas de menores, de acuerdo a los datos del Ministerio de Interior correspondientes al último balance de que se dispone en el organismo. Según SOS Desaparecidos, a fecha de hoy, hay cuatro ciudadanos, tres varones y una mujer, cuyo paradero se desconoce. Eran 124 en la comunidad autónoma a fecha de 31 de diciembre.

El Gabinete de Coordinación de Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad ofrecen los datos registrados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las Comunidades Autónomas con competencias policiales en esta materia. Todos los datos se extraen de la base de datos Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar (PDyRH), así como del Sistema Estadístico de Criminalidad.

Sirven al Centro Nacional de Desaparecidos como referente para conseguir las metas por él marcadas en cuanto a la especialización, calidad y eficiencia de los cuerpos policiales en las actuaciones en materia de personas desaparecidas. El Ministerio del Interior lanzó distintas campañas informativas y de sensibilización, entre las que se incluyen varías guías para orientar y dar consejos a la sociedad a fin de evitar desapariciones. Una de las guías más destacables es la de ‘Atención, protección y orientación a las familias de personas desaparecidas’, que ofrece consejos sobre cómo presentar la denuncia, las primeras medidas a tomar, recursos sociales y jurídicos, etc.

Metodología
Interior aconseja acudir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado antes de otras medidas

Otra de las guías publicadas es la destinada a la concienciación acerca de las desapariciones de un colectivo de personas tan vulnerables como son los ancianos. Es importante concienciar a la ciudadanía sobre qué hacer ante casos así y qué medidas se pueden tomar para proteger a los familiares más mayores. Todo ello puede encontrarse en la guía ‘Evitémoslo’-Personas mayores.

Dentro del ámbito de tecnologías de la información, desde el Centro Nacional de Desaparecidos y la Subdirección General de Sistemas de Información y Comunicaciones de la Seguridad se ha trabajado en el desarrollo de una nueva versión del sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin Identificar, el cual está orientado a recoger y archivar las denuncias de desapariciones procedentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como información de restos cadavéricos.

La última evolución del sistema incluye algunas mejoras sustanciales, entre las que se pueden destacar los algoritmos de cruce utilizados entre los rasgos físicos de las personas desaparecidas y los restos humanos encontrados, que facilitan a los investigadores las tareas de identificación.

Este sistema también está siendo utilizado por los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policías autonómicas para solicitar publicaciones de alertas de personas desaparecidas, las cuales son anunciadas en la página web del CNDES y permanecen hasta que la denuncia sea cesada.

¿Cómo funciona?

Cuando una persona es localizada o se conoce cuál es la situación en la que se encuentra por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, de manera inmediata y como consecuencia de estos hechos, se produce el cese de las denuncias existentes y activas en las diferentes bases de datos y sistemas que manejan los miembros policiales. Lo mismo ocurre cuando se consigue definitivamente realizar todas las operaciones y análisis concretos cuya finalidad es asociar unos restos humanos con la identidad de una persona desaparecida.

Consejos prácticos

El Ministerio de Interior aconseja que ante cualquier hecho relevante que se recuerde sobre un familiar o allegado así como cualquier nueva información, se debe informar lo antes posible. Igualmente, se puede llamar al 091 o 062 ante cualquier urgencia. Antes de llevar a cabo cualquier acción (difusión de carteles, comunicaciones con prensa, etc.), se debe consultar con la unidad de investigación. También se aconseja realizar un primer registro para intentar recopilar información que pudiera ser relevante, evitando en la medida de lo posible alterarlo. Si así se desea, se puede solicitar a la unidad investigadora la publicación de la fotografía del familiar o allegado en la página web del Centro Nacional de Desaparecidos.

En caso de tratarse de un menor desaparecido, está a disposición de la ciudadanía el teléfono 116000, Línea Directa para casos de niños desaparecidos, gestionado por la Fundación Anar. Si se trata de una desaparición forzosa, se podrá contactar con una de las Oficinas de Atención a las Víctimas de Delitos (OAV), dependientes del Ministerio de Justicia y creadas como un servicio público y gratuito. a nivel nacional, de las denuncias registradas a 31 de diciembre de 2019 (202.529) en la base de datos PDyRH, casi el 67% corresponde a denuncias de desaparición de menores de edad (tomando como edad de referencia el momento de la desaparición), en concreto suman 135.353 casos.

En relación a las denuncias activas (5.529), el 35,77% (1.978) corresponden a menores de edad (edad actual). Por el contrario, teniendo en cuenta la condición de menor de edad en el momento en que se produjo la desaparición, se aprecia que 2.839 casos (un 51,35% de las denuncias activas), se incluyen dentro de este grupo de edad. Entre ellas destaca el colectivo de menores de edad extranjeros y fugados de centros.

En relación con la duración de las desapariciones, la muestra del año 2019 indica que el 64% de las desapariciones se cesan dentro de una semana después de presentada la denuncia.

Cuando sí se encuentra la aguja en el pajar