jueves 26/5/22
                      Carlos Pollán recibe el informe del Consejo de Cuentas de Mario Amilivia. NACHO GALLEGO
Carlos Pollán recibe el informe del Consejo de Cuentas de Mario Amilivia. NACHO GALLEGO

La Universidad de León tiene sus cuentas saneadas y un exceso de liquidez en sus cuentas que debe volcar en inversiones reales para mejorar las infraestructuras y prestaciones del Campus. Es la principal conclusión del informe anual que ayer presentó el Consejo de Cuentas de Castilla y León, que preside Mario Amilivia,, y que en el último año se centró entre otros puntos en el análisis de la situación económica y financiera de la ULE, así como de los entes que dependen de ella. Según el informe presentado ayer en las Cortes de Castilla y León, el Campus de Vegazana tuvo un gasto en 2019 de 89 millones de euros, lo que supone un incremento del 7.9% sobre las cuentas fiscalizadas en 2016. La ejecución presupuestaria de la Universidad fue del 83%, y además en 2019 la institución canceló todos los créditos que tenía pendientes con las entidades financieras.

Así las cosas, el Consejo de Cuentas considera que la Universidad de León y su fundación «deben corregir su excesiva liquidez dando utilidad al exceso de tesorería». Para lo que recomiendan «aumentar la ejecución de las inversiones reales, que son las que más han incrementado su dotación a través de las modificaciones de créditos». Las cuentas analizadas por el organismo fiscalizador abarcan el ejercicio de 2019 y los tres anteriores.

También analiza la implantación de la contabildiad analítica en las universidades, y la modificación de los precios públicos de matriculación.

El informe presentado ayer por Amilivia se centra en aspectos concretos de la provincia en varios puntos, como por ejemplo el análisis de la seguridad informática de los ayuntamientos de La Bañeza, Villaquilambre y Astorga, entre otros de la Comunidad. «El objetivo es verificar si funcionan los controles básicos de ciberseguridad», y el Consejo de Cuentas autonómico es «uno de los primeros órganos de control externo autonómico en realizar este tipo de auditorías».

En la Diputación

El documento presentado ayer en las Cortes ha realizado también una fiscalización de «determinadas áreas» de la entidad menor de Navatejera, sobre los Fondos de Compensación Interterritorial de 2017, para «verificar su grado de ejecución y la adecuada contabilidad en 2019», además de la legalidad de los gastos realizados.

Además el Consejo analizó el funcionamiento de los controles básicos de ciberseguridad en varios ayuntamientos, entre ellos los de La Bañeza, Villaquilambre y Astorga en la provincia. Cuentas es uno de los primeros organismos de control externo autonómicos en realizar este tipo de auditorías.

En el análisis de la eficacia de la gestión recaudatoria de las diputaciones ratifica que el 95% de los municipios les delega su gestión tributaria; y señala también que el Consejo Comarcal del Bierzo es, con las diputaciones de Palencia, Valladolid y Burgos, el que tiene los mejores ratios de cobertura informática contable en los municipios.

Cuentas insta a la Universidad a que aumente sus inversiones
Comentarios